Una de las claves que determinará el futuro de la Asamblea de Madrid es, a su vez, la misma que determinó el porvenir de las elecciones en Cataluña el pasado 14 de febrero.
abstencion
Tras el terremoto político en Murcia siguen sintiéndose las réplicas. Una de ellas ha sido el anuncio de Pablo Iglesias de abandonar el Gobierno para liderar una candidatura en las próximas votaciones, que ha provocado una sacudida repentina en el tablero político madrileño. Una vez se configuren las listas electorales, todavía en el aire, y encarrilada la campaña electoral, la abstención juega un papel fundamental de cara a la próxima cita con las urnas en Madrid el 4 de mayo.

Durante los últimos comicios en Cataluña, la abstención fue determinante hasta tal punto de resultar el máximo histórico (48,7%) desde las primeras autonómicas celebradas en 1980. Desde la perspectiva de los partidos políticos parece un reto que esa cifra se mantenga lo más baja posible. Entendiendo que hay algunos factores que pueden influir como la fatiga pandémica, crisis económica y la falta de acuerdo en cuestiones importantes como la gestión de la pandemia, pacto educativo y acuerdo por el CGPJ.

En Madrid, concretamente, la abstención suele rondar entre el 30% y 35%, pero el 'batacazo' lo dio Cataluña este año al verse disparada hasta el 48,7%, la cifra más alta que se conoce desde las primera celebración de votaciones autonómicas catalanas en 1980.
abstencion españa
En este contexto, todo parece indicar que los partidos políticos endurecerán su discurso respecto al voto, llamando a la movilización masiva como es costumbre en campaña electoral. Más aún cuando en las redes sociales ya circulan movimientos como el de "Rompe tu voto", iniciado por la asociación Movimiento Ciudadano hacia la República Constitucional (MCRC), fundada por el abogado, jurista y filósofo Antonio García-Trevijano. Esta organización, autodenominada pre-política y cultural, busca deslegitimar el sistema mediante la abstención activa para provocar un cambio político y llegar a la democracia formal.

La misma línea siguen asociaciones como la Junta Democrática, refundada recientemente por el jurista y youtuber, Rubén Gisbert. También la Asociación Esencia Democrática (ASESDE), con presencia en Madrid y Murcia, comparte el objetivo de llegar a la democracia formal. Buscan aglutinar adeptos en torno a la abstención activa como mecanismo pacífico de presión al poder, para conseguir dos objetivos fundamentales: representación uninominal y separación de poderes. Estos reclamos se hacen mediante ejemplos de mecanismos que otros países como Inglaterra y Estados Unidos tienen desarrollados en este sentido. Durante las elecciones catalanas de 14 de febrero consiguieron colocar el hashtag #RompeTuVoto en las primeras posiciones, gracias a la movilización de las cuentas oficiales y de asociados.
Captura de las tendencias en Twitter durante las pasadas elecciones catalanas.

Captura de las tendencias en Twitter durante las pasadas elecciones catalanas.
El 4 de mayo el movimiento abstencionario (así es como se denominan los que ejercen la abstención activa) tendrá que seguir demostrando su crecimiento como ocurrió en Cataluña.

No obstante, el electorado madrileño puede sentirse interpelado por el golpe de efecto pretendido por Pablo Iglesias y aumentar la participación. Además, todavía queda por delante una campaña electoral que se antoja impredecible ante los últimos acontecimientos acaecidos en política nacional.