En España el impacto es mayor por los problemas estructurales.
informe,crisis,reducirá,40%,salario,jóvenes
© Archivo
Situación laboral.
Cada recesión produce un retroceso en la situación laboral de los jóvenes con una merma futura salarial que podría llegar al 40% debido a que no llega a recuperarse del todo en la expansión subsiguiente. Lo que genera una tendencia negativa en las condiciones iniciales de empleo de las sucesivas cohortes de jóvenes, según un informe elaborado por Fedea.

El think-tank de temas económicos, que ha analizado el impacto de las crisis de los últimos treinta años en el mercado laboral de los jóvenes, apunta que en España este reto es aún mayor debido a problemas estructurales en el mercado de trabajo que perjudican especialmente a los jóvenes, dificultando su acceso a empleos estables.

El análisis, realizado por Samuel Bentolilla (Cemfi), Florentino Felgueroso (Fedea), Marcel Jansen (UAM y Fedea) y Juan F. Jimeno (Banco de España y Universidad de Alcalá), confirma la importancia de las condiciones iniciales.

Para los recién licenciados en un grado universitario, una subida de un punto porcentual de la tasa de paro provincial en el año de entrada está asociada con una caída de la renta salarial mensual de 1,5 puntos porcentuales dos años después. Y el efecto solo deja de ser significativo a partir del séptimo año.

A modo de ejemplo, estas cifras implican que el universitario medio graduado en 2013 en la provincia con la menor tasa de paro en 2007 (Guipúzcoa) obtendría dos años más tarde una renta mensual un 13,5% más baja que la de alguien que hubiera entrado en 2007, mientras que la pérdida correspondiente a la provincia con la mayor tasa de desempleo (Jaén) hubiera sido cercana al 40%.

En 2019, la mediana del salario mensual real de los jóvenes entre 18 y 35 años era menor que en 1980, con caídas que van desde el 26% para aquellos con edades entre 30 y 34 años hasta el 50% para los de 18 a 20 años, según el informe presentado por Fedea.