Agentes policiales interrumpieron la liturgia de Viernes Santo en la Iglesia Cristo Rey en Balham, al sur de Londres (Reino Unido), el viernes 2 de abril, ordenando que los feligreses abandonaran el edificio o enfrentarían una multa o un posible arresto.
Totalitarismo,excusa,covid,policía inglesa,templo católico,Viernes Santo
© YOUTUBE
Un video publicado en YouTube muestra a un agente policial dirigiéndose a la congregación desde un púlpito en la iglesia, informándoles que el encuentro era "ilegal" bajo las actuales restricciones por la pandemia de coronavirus COVID-19.

La parroquia católica polaca dijo en un comunicado este sábado 3 de abril que la policía excedió "groseramente" sus poderes al detener la liturgia de Viernes Santo.


En un comunicado publicado el 3 de abril en el sitio web de la parroquia se lee: "el Viernes Santo, 2 de abril, durante la Liturgia de la Pasión del Señor, en el momento de la Adoración a la Cruz, alrededor de las 6 p.m., la policía vino a la puerta de nuestra iglesia. No se nos permitió culminar la celebración".

"Los agentes de policía, diciendo que nuestra asamblea litúrgica era ilegal, ordenaron a todos que dejen nuestra iglesia inmediatamente, bajo la amenaza de una multa de 200 libras (alrededor de 277 dólares) por cada uno de los parroquianos presentes o incluso arresto. Los fieles obedecieron esta orden sin objeción", continuó.

"Creemos, sin embargo, que la policía groseramente excedieron sus poderes al emitir su orden sin una razón adecuada, ya que se cumplieron todos los requisitos del gobierno", añadió.

Un sacerdote de esa iglesia dijo este sábado a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI, que él cree que la parroquia fue tratada "muy injustamente".

"Creemos que nosotros y nuestros fieles fueron tratados muy injustamente, incluso en un día tan importante para los creyentes", dijo el P. Aleksander Dasik.

En su comunicado, la parroquia dijo que "creemos que los agentes de la policía municipal han sido mal informados con respecto a los actuales lineamientos para lugares de culto, asegurando que la razón para su intervención es la continua prohibición a celebraciones públicas en lugares de culto en Londres, debido al aislamiento ordenado desde el 4 de enero de 2021".

"Lamentamos que los derechos de los fieles han sido afectados en un día tan importante para todos los creyentes y que nuestro culto ha sido profanado".


Comentario: El culto covidiano totalitario de las élites prohibe y suprime a todos los demás cultos, especialmente al cristiano.


La Policía Metropolitana dijo en un comunicado publicado el 3 de abril que "alrededor de las 1700 hrs el viernes 2 de abril, oficiales fueron llamados por un reporte de multitudes de personas haciendo fila afuera de una iglesia".

"Los agentes llegaron y encontraron un gran número de personas dentro de la iglesia. Algunas personas no estaban usando máscaras y aquellos presentes claramente no estaban socialmente distanciados".

La Policía Metropolitana indicó además que "estamos particularmente preocupados por el riesgo de transmisión del virus COVID-19 como un resultado de reuniones grandes en interiores en los que las personas no están socialmente distanciadas y algunos no están usando máscaras. Como tal, los agentes tomaron la decisión de que no era seguro que ese servicio particular continúe".

El comunicado continuó: "entendiendo la sensibilidad de la situación, los agentes se comunicaron con el sacerdote afuera de la iglesia y fueron invitados al interior para dirigirse a la congregación. No se emitieron notificaciones de multas fijas".

La parroquia, que está a cargo de la Misión Católica Polaca en Inglaterra y Gales, está ubicada en la Arquidiócesis de Southwark.

Mons. John Wilson, Arzobispo de Southwark, hizo una visita pastoral a la iglesia este sábado 3 de abril y habló con los sacerdotes de la parroquia y con feligreses presentes en el templo.

En esta ocasión, el Prelado les aseguró su cercanía en oración y les ofreció apoyo.

Un comunicado en la página de Facebook de la Arquidiócesis dice que Mons. Wilson ha hablado sobre el tema con Mons. Stefan Wylężek, rector de la Misión Católica Polaca.

La parroquia por su parte dijo que ha solicitado a la policía una explicación del incidente y ha alentado a los parroquianos a hacer una queja formal.

Además, señaló que los lineamientos más recientes del gobierno, así como la guía de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales, permiten el culto público en Semana Santa, con los asistentes obligados a cumplir con estrictas normas para prevenir el contagio de COVID-19.

El comunicado de la parroquia concluye que "todos los servicios programados para la bendición de la comida de Pascua, la Vigilia Pascual, Domingo de Pascua y Lunes de Pascua se realizarán como se indicó".

"Pedimos a todos que respeten los requerimientos sanitarios actuales en la iglesia y en espacios comunitarios, y rezar para que situaciones similares no ocurran nuevamente".
Traducido y adaptado por David Ramos. Publicado originalmente en CNA.