Autoridades policiales de Texas y Nebraska informaron durante las últimas horas de otros dos tiroteos ocurridos en Estados Unidos (EE.UU.) este fin de semana, los cuales se unen al perpetrado en la madrugada de este domingo en un concurrido bar de Kenosha (Wisconsin), donde murieron tres personas y dos resultaron heridas de gravedad.
Omaha mall shooting
© Omaha World Herald
Las familias que visitaban la tienda Westroads Mall, en Omaha, vivieron momentos de pánico durante el tiroteo del sábado.
El Departamento de Policía de Austin, Texas (suroeste), informó que al menos tres personas, todas adultas, perdieron la vida a consecuencia de un tiroteo ocurrido poco antes del mediodía de este domingo (hora local).

El hecho se produjo en la intersección de las calles Great Hills Trail y Rain Creek Parkway, no lejos de una importante zona comercial situada al noroeste de la ciudad.

En mensajes difundidos a través de la red social Twitter, el Departamento de Policía y la oficina del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en San Antonio (otra ciudad texana) circularon la foto de un adulto de raza negra, de 41 años, de quien sospechan estaría vinculado a los disparos.


Mientras tanto, medios de prensa también informaron de otro tiroteo, ocurrido al mediodía del sábado en un centro comercial en la ciudad de Omaha, estado de Nebraska (centro), con saldo de un fallecido (un joven de 21 años) y una mujer herida.

En un comunicado, el Departamento de Policía de Omaha dio a conocer que el fallecido fue trasladado a un hospital local, donde murió, mientras que la mujer es atendida y su vida no corre peligro.

De acuerdo con el agente policial Neal Bonacci, cámaras de seguridad captaron el momento en que dos sospechosos huyeron del establecimiento, aunque con posterioridad, el Departamento de Policía de la urbe informó a través de Twitter que un sospechoso había sido detenido.


Bonacci declaró a un periódico local que "desafortunadamente, en todo el país estamos viendo un aumento en los delitos violentos. Sin embargo, Omaha es seguro", dijo en alusión a los momentos de pánico vividos por familias (incluso acompañadas de niños) que a esa hora visitaban la tienda Westroads Mall, donde se produjo el tiroteo.