La Junta Democrática de España celebra su primer acto en la simbólica plaza del 2 de mayo, con un discurso que reivindica la abstención activa para pedir democracia.
Primer acto de la Junta Democrática de España en la Plaza 2 de mayo, Madrid
© Rubén Losada
"No vamos en busca de la libertad, la libertad viene en nuestra busca", así dio comienzo el discurso Rubén Gisbert, presidente de la asociación Junta Democrática, recordando las palabras de su maestro y exponente de la libertad política colectiva, Antonio García-Trevijano. El secretario general, Antonio Alfaro y Miguel Riquelme, tesorero, presentaron el acto exponiendo las ideas de separación de poderes y representación uninominal ante unos mil asistentes, según Policía Local.

No obstante, si Rubén comenzó su discurso hablando de la libertad no fue como un recurso retórico más. "La libertad nos pertenece", afirmó haciendo alusión al uso de la 'libertad' por parte de los líderes políticos, a quienes Gisbert se refiere como "jefes" que "hacen lo que ayer dijeron que jamás harían".

Asistentes del primer acto en Madrid de la Junta Democrática de España.
© Rubén Losada
Asistentes del primer acto en Madrid de la Junta Democrática de España.
Por esta razón, el presidente de la Junta Democrática es tajante en cuanto a las "revoluciones ideológicas" que los partidos políticos plantean, aseverando que "la única revolución posible es la de la libertad". Por eso destacó que las distintas sensibilidades que asistieron al evento, "progresistas, de derechas, de izquierdas, ricos, pobres, jóvenes, ancianos, extranjeros, nacionales", sirven de prueba para demostrar que el movimiento de la abstención activa no es ideológica.

La enfangada campaña electoral contrastó con el civismo que los asistentes demostraron a lo largo del acto, incluso cuando se trató de escuchar a algunos detractores de la iniciativa 'RompeTuVoto'. Estos críticos, simpatizantes de Unidas Podemos en su caso, pudieron expresar sus críticas y objeciones, recibidas con el respeto de un movimiento que empieza a coger forma.

En el turno de preguntas posterior al discurso, los asistentes expresaron sus opiniones, críticas y objeciones, como fue el caso de unos simpatizantes de Unidas Podemos que asistieron al acto, aludiendo a que la única forma de cambiar las cosas es "desde dentro, mediante el voto". A lo que Rubén respondió que el voto "no traduce las sensibilidades ideológicas en acciones" y que por eso promueve la iniciativa 'RompeTuVoto', prevista para el 4 de mayo como forma de protesta.

Asimismo, se resolvieron dudas relativas a la democracia formal, el mecanismo de la abstención activa, enemigo público de las votaciones de Madrid, así como algunas preguntas de los asistentes sobre el miedo existente, a juicio de Gisbert, instalado por los partidos políticos con tal de obtener el voto.

La efusividad de las palabras de Rubén concuerdan con la respuesta que los asistentes dieron al discurso, el aplauso mayúsculo. Ahora, la consolidación del movimiento abstencionista depende de que el civismo y el respeto sigan siendo protagonistas en las concentraciones.

¿Qué es la libertad política colectiva?

El movimiento de la abstención activa no se puede entender sin la libertad política colectiva, concepto que acuñó el abogado, jurista y pensador político, Antonio García-Trevijano, con el objetivo de definir la capacidad de una nación para elegir su forma de Estado y su forma de gobierno. Aparte de la Junta Democrática, asociaciones como MCRC y ASESDE también difunden estas ideas.

Trevijano, en sus obras como "Teoría pura de la república" y "Teoría pura de la democracia" desarrolló este concepto como antesala del período de libertad política constituyente, durante el cual los ciudadanos tienen el poder de conocer y decidir las reglas de juego del poder político. Para ello, considera dos aspectos fundamentales: la existencia de separación de poderes (legislativo y ejecutivo), independencia judicial y representación.