Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El mal tiempo en Guatemala del 21 al 24 de mayo de 2021 afectó a más de 10.000 personas y dañó más de 200 viviendas en los departamentos de Baja Verapaz, Izabal, Petén, Quetzaltenango, San Marcos, Santa Rosa, Sololá y Suchitepéquez, según informaron las autoridades de desastres.
Flash Floods in Quetzaltenango, Guatemala, May 2021.
© CONRED
Inundaciones repentinas en Quetzaltenango, Guatemala, mayo de 2021.
Según los informes de la agencia de desastres del país, CONRED, el mal tiempo, que incluye fuertes lluvias, deslizamientos de tierra, inundaciones repentinas, inundaciones costeras y fuertes vientos, afectó a un total de 10.571 personas, desplazó a 483, hirió a 1 persona y dañó 217 viviendas.

Las fuertes lluvias del 22 de mayo provocaron inundaciones y avalanchas de lodo en el departamento de Quetzaltenango, dejando un total de 1.300 afectados, 300 personas evacuadas y 50 viviendas dañadas. Los vídeos compartidos en las redes sociales mostraban imágenes dramáticas de las aguas de las inundaciones fluyendo por las calles del municipio de Almolonga. El departamento de Quetzaltenango había sufrido fuertes lluvias e inundaciones la semana anterior, cuando 235 personas resultaron afectadas, principalmente en San Miguel Sigüilá, del 15 al 16 de mayo.


En el departamento de Izabal, las fuertes lluvias del 22 de mayo provocaron inundaciones en el municipio de Livingston, dejando unas 30 viviendas dañadas. También el 22 de mayo, las lluvias y los fuertes vientos dañaron 8 viviendas en San Antonio Suchitepéquez, en el departamento de Suchitepéquez. El 23 de mayo se registraron daños por el viento en Ayutla, departamento de San Marcos.

Mientras tanto, los deslizamientos de tierra provocados por las lluvias bloquearon las carreteras en Purulhá, departamento de Baja Verapaz, y en Concepción, departamento de Sololá, donde 400 vehículos tuvieron que desviarse.

La reciente racha de mal tiempo en el país comenzó el 21 de mayo, cuando se registraron fuertes vientos, lluvias torrenciales e inundaciones repentinas en el departamento de Petén. En el municipio de San Francisco, 36 viviendas resultaron dañadas y 216 personas afectadas por las inundaciones, mientras que los fuertes vientos en el municipio de San Benito dañaron 89 viviendas, afectando a 445 personas.

Asimismo, el 21 de mayo, el fuerte oleaje y las olas provocaron inundaciones costeras en Las Lisas, Chiquimulilla, departamento de Santa Rosa, dañando 2 viviendas y afectando a 18 personas. Anteriormente, un deslizamiento de tierra tras las fuertes lluvias del 14 de mayo sepultó una carretera del municipio de Oratorio, afectando a unas 300 personas