Cinco agentes resultaron heridos en los altercados registrados en el centro de Stuttgart.
Germany protests
© Ruptly
Captura de pantalla
La noche de este sábado, en el centro de Stuttgart (Alemania), se produjeron enfrentamientos entre jóvenes y la Policía, que pasadas las 22:00 recordó a los congregados sobre la prohibición vigente del consumo de alcohol en las calles y plazas de la ciudad, impuesta junto con otras restricciones en un intento de contrarrestar la propagación del covid-19.

Sin embargo, en respuesta a las advertencias, la Policía recibió insultos. Hacia la medianoche, el ambiente se tornó cada vez más agresivo y algunos incluso lanzaron botellas en dirección a los agentes, que respondieron con gas pimienta para dispersar a los infractores del orden público.


Se estima que unas 600 personas mantenían reuniones sociales en un popular tramo de las escaleras de la plaza Shlossplatz antes de los desmanes.

Cinco agentes resultaron heridos en los altercados, que se calmaron aproximadamente a las dos de la madrugada del domingo y terminaron con seis detenciones. Los enfrentamientos en Stuttgart también dejaron daños materiales.


Después de estos acontecimientos, las autoridades de la ciudad barajan introducir una nueva prohibición en el marco de las medidas para contener la pandemia, que impediría congregarse en la zona entre las 22:00 y las 6:00, comentó un portavoz de la Policía al periódico Stuttgarter Nachrichten. La restricción no imposibilitaría el tránsito por el centro de la urbe, pero sí las reuniones al aire libre.