Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los bomberos y la policía tuvieron que intervenir en numerosas ocasiones el jueves por la noche cuando las tormentas eléctricas paralizaron el tráfico, volcaron árboles e inundaron sótanos.
A fireman crosses a flooded street in Bottrop,
© dpa/Feuerwehr Bottrop
Un bombero cruza una calle inundada en Bottrop, Renania del Norte-Westfalia, el jueves 3 de junio.
El jueves por la noche, los estados de Renania del Norte-Westfalia y Hesse, situados en el centro y oeste de Alemania, se vieron afectados por un clima extremo, con truenos, lluvias torrenciales y granizo que causaron estragos en la región.


El Servicio Meteorológico Alemán (DWD) instó a los residentes de esas zonas a mantenerse "vigilantes", ya que advirtió en Twitter de la llegada de tormentas eléctricas, granizo y aguaceros.

A medida que las tormentas se intensificaban durante la noche, los bomberos tuvieron que intervenir en numerosos incidentes de caída de árboles, calles inundadas y sótanos anegados. En la ciudad de Bottrop, en Renania del Norte-Westfalia, un abeto fue alcanzado por un rayo y estalló en llamas, pero el fuego fue rápidamente extinguido por las fuertes lluvias, los residentes locales y los bomberos.


Lea la noticia completa en inglés aquí