Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Una nueva encuesta muestra que los demócratas y los republicanos están tan divididos sobre el derecho de un empleado a elegir si se vacuna contra la Covid-19 como sobre el derecho de una mujer a elegir si aborta a su hijo no nacido.
Protests against vaccinations
© Global Look Press / Keystone Press Agency / Jeremy Hogan
Los estadounidenses encuentran otro punto de polarización cuando una encuesta muestra que el 79% de los demócratas apoya que los empleadores obliguen a los trabajadores a vacunarse contra la Covid-19.

Protestas contra la vacunación obligatoria de Covid-19 en la Universidad de Indiana, 10 de junio de 2021
Casi el 80% de los demócratas está de acuerdo en que los empresarios deberían poder obligar a sus trabajadores a vacunarse contra la Covid-19, según una encuesta de CBS News-YouGov publicada el domingo. Por el contrario, sólo el 39% de los republicanos aprobaba que las empresas tuvieran esa autoridad sobre las decisiones médicas de sus empleados. La respuesta global fue del 56% al 44% a favor de las vacunas obligatorias.

Los simpatizantes de los dos grandes partidos están más divididos en cuanto a la elección de la vacuna que en cuanto a la inoculación de Covid-19 en general. Mientras que el 95% de los demócratas ya se ha vacunado o al menos se lo está planteando, el 71% de los republicanos está de acuerdo o está pensando en vacunarse, según la encuesta.

Este resultado sugiere una cierta mejora en la aceptación de la vacuna en los últimos dos meses. Una encuesta de la Universidad de Monmouth publicada a mediados de abril indicaba que el 43% de los republicanos no tiene intención de vacunarse contra el virus. En la encuesta de CBS News-YouGov, el 29% de los republicanos dijo que había descartado las vacunas. En general, sólo el 18% de los encuestados dijo que no se vacunaría, mientras que el 71% dijo que ya se había vacunado o pensaba hacerlo. El 11% restante estaba indeciso.

El tema de la vacunación obligatoria por parte del empleador se está calentando, ya que un juez de Texas emitió el sábado la primera resolución judicial federal del país sobre si se puede ordenar a los trabajadores que se vacunen de Covid-19.

El juez desestimó una demanda contra el sistema hospitalario Metodista de Houston en la que los empleados alegaban que se enfrentaban a un despido improcedente por negarse a recibir las vacunas Covid-19. La sentencia, que probablemente será recurrida, afirma el derecho del sistema hospitalario a imponer la vacunación, a pesar de que las tres inoculaciones disponibles en EE.UU. sólo han recibido la autorización de uso de emergencia, no la aprobación completa de la FDA.

Irónicamente, mientras los demócratas están a favor del aborto, son los republicanos quienes están a favor de la elección individual en materia de vacunación. Una encuesta del Pew Research Center publicada el mes pasado mostró que el 80% de los demócratas y el 35% de los republicanos decía que el aborto debería ser legal.

Los estadounidenses se sienten cada vez más cómodos con diversas actividades a medida que el país va saliendo de la pandemia de Covid-19. Por ejemplo, el 72% de los encuestados dijo que se siente cómodo acudiendo a un lugar de trabajo, frente al 57% de marzo. Y el 71% dijo que se siente bien con las reuniones de amigos, frente al 43% de hace tres meses.

Los que no se vacunan son los que más se atreven a volver a las actividades previas a la pandemia, con un 59%, que dice sentirse cómodo acudiendo a grandes eventos, frente al 45% de todos los encuestados. Entre los que están totalmente vacunados (y, por tanto, presumiblemente los más protegidos de la infección) sólo el 42% estaba dispuesto a arriesgarse a las multitudes en un gran evento.


Comentario: Probablemente debido a la avalancha de propaganda mediática que les dice que "tengan miedo" (y que se vacunen).


Mientras que el 56% aprobaba las vacunas impuestas por empleadores, eran aún más los que querían vacunas obligatorias cuando su propia seguridad pudiera estar en peligro. A la pregunta de qué deberían hacer los grandes recintos de eventos, las aerolíneas y los cruceros, el 65% de los encuestados pidió la vacunación obligatoria de los trabajadores, y el 57% estuvo de acuerdo con que se obligara a los clientes a vacunarse o se les cerrara el paso.