Varias regiones costeras cancelaron todos los vuelos, disminuyeron o suspendieron los trenes y ordenaron el cierre de negocios cuando el tifón tocó tierra el domingo.
Shanghai storm
© Reuters
Un hombre con equipaje camina bajo la lluvia en el Bund mientras el tifón In-fa se acerca a Shanghai, China. 25 de julio de 2021.
En la ciudad de Shanghái, miles de personas tuvieron que abandonar sus hogares la madrugada del domingo y todos los vuelos han sido cancelados después de que el tifón In-fa alcanzó la costa este de China.

A solo días de las inundaciones récord que devastaron grandes extensiones del centro del país, unos 330.000 residentes fueron evacuados del distrito Fengxian, informó el periódico estatal China Daily.

Las regiones costeras vecinas de Shanghái también cancelaron todos los vuelos, disminuyeron o suspendieron los trenes y cerraron los negocios cuando el tifón tocó tierra el domingo, provocando inundaciones y la caída de alrededor de 1.000 árboles.


In-Fa llegó a las 04:30 GMT al distrito de Putuo de la ciudad de Zhoushan, un puerto importante en la provincia de Zhejiang, según los datos de la Administración Meteorológica de China.

El área fue azotada con vientos de hasta 60 mph. Los meteorólogos predijeron la caída de entre 10 y 14 pulgadas de lluvia, recomendaron el corte del suministro eléctrico y la reubicación de más de un millón de personas.


Las autoridades de Shanghái ordenaron a la mayoría de los residentes permanecer en el interior de las edificaciones. Asimismo, se reforzaron más de 108.000 árboles con apoyo adicional para evitar accidentes.

Mientras, los puertos con posibles afectaciones evacuaron a miles de embarcaciones y portacontenedores.

Por razones de seguridad, el operador del metro de la ciudad más grande de China anunció el domingo que todas las secciones que se extienden por encima del suelo operarán a velocidad y frecuencia reducida.


Varios lugares públicos, incluidos parques, estadios deportivos, bibliotecas y museos, en múltiples distritos, especialmente en las regiones costeras, permanecieron cerrados este fin de semana.

Por su parte, el departamento de gestión de emergencias de Zhejiang instó a que se tomen medidas inmediatas de prevención de inundaciones, anunciando que las clases escolares, la producción, el mercado y el tráfico por carretera se suspenderán cuando sea necesario.