El Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado la fase de emergencia 1 del METEOCAM por la "evolución de la situación desfavorable" por lluvias y tormentas en toda la Región.
gran,tromba de agua,inunda,Toledo,España

Muchos vehículos permanecen parados a la entrada de Cobisa.
Cuando todavía se estaban recuperando de los efectos de la tormenta caída durante la madrugada del martes al miércoles, la ciudad de Toledo y varios pueblos de los alrededores de la capital como Guadamur, Polán, Argés o Cobisa, entre otros, se han visto sorprendidos por una nueva tromba de agua que está provocando inundaciones y riadas desde primera hora de la tarde.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado la fase de emergencia 1 del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM) por la "evolución de la situación desfavorable" por lluvias y tormentas en toda la región.


Entre las 14:00 y las 17:00 horas se han registrado 198 incidentes, la inmensa mayoría de ellos (189) en la provincia de Toledo.

Una de las localidades toledanas que se ha llevado la peor parte ha sido Guadamur, donde la fuerza de la riada ha convertido sus calles en ríos de lodo que se han llevado todo lo que encontraban a su paso. El nivel del agua ha llegado al metro de altura.

La alcaldesa de Guadamur, Sagrario Gutiérrez, ha explicado en declaraciones a Efe que la lluvia a comenzado sobre las 15.00 horas, cuando ha comenzado a "caer la mundial", con precipitaciones tanto en forma de agua, pero "a chorros", como de granizo.


"Ha sido una cosa impresionante, nunca antes se ha visto nada así en el pueblo", ha afirmado la regidora, que para ejemplificar la fuerza del agua ha destacado que el torrente ha arrastrado un todoterreno "que iba navegando por el agua" y varios vehículos más han llegado hasta el arroyo, entre ellos el suyo y el de su marido.

También los contenedores se han convertido en "barquitos" por la fuerza del agua y ha afirmado que desde el Ayuntamiento puede ver que a la plaza han llegado unas valles de obra que había en un muro en la carretera, a la entrada del pueblo.

El agua también ha entrado en viviendas e inmuebles y Gutiérrez ha indicado que "en un bar, el agua entraba por la puerta y salía por la cocina".

Así, ha calculado que los daños materiales serán cuantiosos, si bien ha valorado que no se han producido daños personales ni ninguna persona se ha visto atrapada.

Con todo, ha considerado que es pronto para hacer una estimación de daños porque en estos momentos "todo está lleno de barro".

También es pronto aún para conocer si las lluvias han dañado el yacimiento visigodo de Guarrazar, que se encuentra a cuatro kilómetros del núcleo urbano.

Gutiérrez ha recordado que Guadamur proviene del árabe "guada", que significa agua, y del latín "murus", que es muro, y ha añadido que la vía principal se llama "calle Río", por lo que ha señalado que "ha hecho honor a su nombre".


Una situación similar se ha vivido en otras localidades como Polán o Cobisa.





Arges, también afectado

Muy cerca de Cobisa, en Arges, también están sufriendo las consecuencias de la tromba de agua.


Caos en Toledo capital

Una de las localidades donde la lluvia ha caído con fuerza desde la 15.00 horas ha sido precisamente Toledo capital, done se ha producido un accidente múltiple con decenas de vehículos implicados en el acceso al barrio del Polígono, concretamente en la carretera N-400 a la altura de los centros comerciales Luz del Tajo y Fusión, donde numerosas personas han quedado atrapadas. Por ese motivo se ha cortado el tráfico entre el puente que une la A-42 con la N-400 y la glorieta elevada de salida a Luz del Tajo.

Además, se mantienen cerradas al tráfico la avenida de la Cava en sentido Toledo, la calle del Barco y la carretera del Valle desde la ermita hasta el paseo De la Rosa. Tampoco se puede circular por la Cornisa a la altura de la Iglesia de San Sebastián.

El Ayuntamiento de Toledo ha pedido a los ciudadanos que eviten desplazamientos para evitar riesgos y dejar trabajar a los servicios de emergencia.