El ciclón Shaheen ahora degradado a tormenta tropical continúa su paso por Omán dejando fuertes lluvias que han provocado la muerte de cuatro personas, entre ellas un niño, mientras se espera que se debilite a lo largo de este lunes.
A car is partially submerged on a flooded street as Cyclone Shaheen makes landfall in Muscat Oman, October 3, 2021
© REUTERS/Sultan Al Hassani
Un coche está parcialmente sumergido en una calle inundada cuando el ciclón Shaheen toca tierra en Mascate, Omán, 3 de octubre de 2021
El Departamento de Meteorología indio, que emite los partes para el Mar Arábigo, indicó en su último parte de hoy que la tormenta avanza hacia el oeste con rachas de viento de hasta de 90 km/h en el norte de Omán y contiguo a Emiratos Árabes Unidos, aunque pronosticó que se reducirá gradualmente durante las próximas horas, convirtiéndose en depresión.

La agencia oficial de noticias omaní ONA aseguró hoy que un ciudadano que estaba desaparecido ha sido hallado muerto en la provincia de Al Batinah, lo que aumenta a cuatro los fallecidos por el paso del ciclón.

Asimismo, indicó que los equipos de rescate y Defensa Civil continúan con la búsqueda de otro ciudadano desaparecido en la capital omaní, Mascate, la zona más afectada por Shaheen y donde ayer perecieron un niño ahogado y dos trabajadores asiáticos, cuya nacionalidad no se detalló.


El ojo de Shaheen tocó tierra ayer alrededor de las 20.30 horas (16.30 GMT) en la costa norte de Omán, en el golfo homónimo, unos 70 kilómetros al este de Mascate con rachas de vientos que llegaron hasta los 150 km/h.

A pesar de que en estas zonas costeras de la península Arábiga las lluvias intensas no son raras, la formación de ciclones no es habitual.

Tras un lapso de 11 años sin sufrir ninguno, entre 2018 y 2019 se formaron tres que golpearon Omán y el Yemen, ubicados en el extremo de la península Arábiga, dejando en algunos casos numerosos daños materiales y una docena de fallecidos.