La mujer, agregan desde la Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD, estaba determinada a acogerse a la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia (LORE) pero ni su médica de familia ni nadie en el centro de Salud de Torre Ramona en Las Fuentes llegó a tramitar la solicitud.
Locura, la gente se muere,negativa,matarla,denuncian que la negativa,tramitar, eutanasia,Zaragoza,mujer, muerta
© Google Maps
La solicitud para recibir la eutanasia se registró en el centro de Salud Torre Ramona.
La solicitud para recibir la eutanasia se registró en el centro de Salud Torre RamonaGoogle Maps

La Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) ha denunciado que una mujer de 83 años se suicidó el sábado pasado en Zaragoza tras cuatro meses pidiendo "desesperadamente" la eutanasia sin que ni siquiera se llegase a tramitar la solicitud.

La mujer, que vivía en el barrio zaragozano de Las Fuentes, no puso soportar su "terrible situación" ya que, según detalla la asociación en una nota de prensa, "arrastraba una luxación de cadera congénita, que con los años había ido sumándose a un grave deterioro de sus condiciones físicas sin posibilidad alguna de mejora", y que "permanecía postrada en cama, encerrada en un piso sin ascensor, atendida por su familia, pero con dolores constantes".

La mujer, agregan desde la entidad, estaba determinada a acogerse a la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia (LORE) pero ni su médica de familia ni nadie en el centro de Salud de Torre Ramona llegó a tramitar la solicitud.


Comentario: Hay casos desesperados que realmente podrían requerir la aplicación de la ley de "muerte digna". Pero el problema en estos tiempos, y de la actual civilización en general, es que hay tal grado de crímenes en las instituciones por la ponerología hegemónica, que legalizar la eutanasia con tal nivel de corrupción llevaría a grandes asesinatos. Sí, asesinatos, que podrían evitarse con medicina paliativa. Lo que se está viendo por doquier es una presión creciente de las élites y las partidocracias antidemocráticas por imponer medidas que maten a la mayor cantidad posible de gobernados. Por eso la presión por imponer la legalidad del aborto y la eutanasia, por no hablar de las draconianas medidas covidianas y climáticas de control poblacional totalitario.

Para los casos desesperados de pacientes terminales, tendría que haber más estudio y financiación en medicina paliativa. Eso sí que sería más humanitario que la fría y desalmada eutanasia protocolar, legalizada y estatal.

Marcos Gómez: "Matar a un ser humano por orden del Estado es la mayor indecencia que se puede contemplar"



La mujer presentó la solicitud a principios de julio, solo unos pocos días después de la entrada en vigor de la ley de la eutanasia, pero la asociación DMD, de la que era socia, insiste en que su médica de familia en primer lugar y luego otros responsables del centro de salud "obviaron los procedimientos exigibles y se negaron a recogerla". Por eso, la asociación estima que ha fallado "la propia puerta de entrada a la posibilidad de lograr la eutanasia".

La mujer, Emilia M.M., "cumplía en lo fundamental las condiciones que señala la LORE para quienes desean morir dignamente y poner fin a sus padecimientos". Aunque no podía actuar con un mínimo de autonomía, su mente se mantenía lúcida y eso desembocó, agregan desde DMD, en "desesperación".

Denuncian que los profesionales implicados dijeron que no conocían la ley y que no intentaron comprender la situación de esta mujer, por lo que instan a implementar formación sobre los procedimientos que prevé la ley. "Vemos que será preciso seguir luchando para lograr que se lleve a efecto lo aprobado en el Parlamento español por abrumadora mayoría", insisten. Y concluyen que en Aragón ya hay otras peticiones de eutanasia que siguen su tramitación, "a veces con normalidad, a veces con problemas" ante los que se mantendrán vigilantes.


Comentario: Lo que diga y haga el parlamento de la partidocracia antidemocrática enquistada en España no es sinónimo de nada moral, y en un futuro puede que se caigan todas sus leyes, por ser parte de una norma de segundo rango de una constitución falsa, ya que no hay separación de poderes.


Por su parte, fuentes del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón han explicado a Efe que la dirección de Atención Primaria del sector en el que se ubica el centro de salud de la mujer estaba "en la fase de búsqueda de un segundo facultativo" que cursase la solicitud de la afectada, ante la negativa de hacerlo por parte de su médica de familia.

Y agregan que el Gobierno de Aragón "va a extremar a la vigilancia" para que se cumplan correctamente los plazos de la ley de la eutanasia, con la que se encuentra "absolutamente comprometido".