Traducido por el equipo de Sott.net

(Estados Unidos) - Un bebé recién nacido murió en el ataque de un perro en Kenly el miércoles.
pitbull

Imagen ilustrativa
Según el jefe de la policía de Kenly, el ataque ocurrió alrededor de las 5 de la mañana y se está investigando como un accidente.

El bebé de 8 días fue atacado por un pit bull hembra en una casa de North Church Street.

El pit bull fue incautado por el control de animales y las autoridades dijeron que se le practicará la eutanasia.

"En primer lugar, ofrecemos nuestras sinceras condolencias a la familia y a sus amigos durante este difícil momento", dijo el jefe Josh Gibson.

En mayo, un bebé de 10 meses murió tras ser atacado por dos perros de la familia en el condado de Johnston. En ese caso, los investigadores determinaron que el padre, que es agente de la ley, había dejado brevemente al bebé sin vigilancia en la casa para salir a mover un aspersor en el patio. Oyó una conmoción y cuando volvió a entrar, la niña había sido atacada por los perros.

Además, en abril, una niña de 7 años fue mutilada por un perro en Garner.

Estos incidentes representan resultados extremos, pero una investigación del I-Team descubrió que, cada año, se denuncian cientos de mordeduras de perro en los condados y ciudades locales.

En el condado de Wake se denunciaron 245 mordeduras el año pasado y en los últimos cinco años se han denunciado 1.800.