Traducido por el equipo de Sott.net

Un rápido ritmo de hundimiento de la tierra podría empeorar las estimaciones de la subida del nivel del mar para uno de los destinos turísticos de Colombia. Esto podría servir de señal de alarma para otras ciudades costeras.
Cartagena
© Unsplash/CC0 Public Domain
Ciudad Amurallada. Las murallas de Cartagena.
El profesor de geofísica de la FIU, Shimon Wdowinski, Juan Restrepo-Ángel, de la Universidad EAFIT de Colombia, y un equipo de científicos internacionales descubrieron que Cartagena, en el Mar Caribe, está experimentando un grave hundimiento, con algunas zonas que se hunden a un ritmo de casi 1,30 cm al año. Este grado de hundimiento, combinado con los efectos de la subida de los mares debido a la crisis climática, el aumento de las inundaciones costeras y la erosión, podría empeorar mucho las cosas.

"Hasta ahora, las inundaciones costeras se debían principalmente a las mareas de tempestad, pero con el aumento del nivel del mar y el hundimiento de la costa, esperamos que aumente la frecuencia de las inundaciones", dijo Wdowinski. "Está claro que el hundimiento supone una gran amenaza para la conservación de Cartagena".


Las proyecciones actuales sobre el nivel del mar y las inundaciones muestran que, incluso con un escenario más moderado de emisiones de gases de efecto invernadero, Cartagena podría experimentar una subida del nivel del mar de 9,4 pulgadas en 2050 y de 20,5 pulgadas en 2100. Estas proyecciones no tienen en cuenta el hundimiento. Teniendo en cuenta los resultados del estudio, Cartagena podría experimentar un aumento del nivel del mar de hasta 14 pulgadas para 2050 y 33,5 pulgadas para 2100.

La subsidencia es un movimiento natural, común y muy lento del suelo que se produce a través de la acumulación de sedimentos del lodo o de los volcanes, así como del movimiento vertical de la corteza terrestre. Pocos estudios han examinado la subsidencia en relación con el aumento del nivel del mar. Sin embargo, la información sobre la subsidencia es fundamental para hacer predicciones más precisas sobre las inundaciones.


Comentario: Así que, una vez más, la ciencia, probablemente debido a la financiación, se ha centrado en el tema equivocado.


El hundimiento puede observarse mediante InSAR, una tecnología de radar especial muy utilizada para detectar y vigilar los cambios en la superficie del terreno, los glaciares y el nivel del agua en los humedales. También permite observar los cambios provocados por los procesos que podrían provocar el hundimiento del terreno. Utilizando los datos de InSAR, el equipo descubrió que entre 2014 y 2020 hubo una tasa de hundimiento total de hasta 7 cm en Cartagena.

Los autores del estudio señalan que la planificación o el desarrollo futuros deben aplicar mediciones y modelos de subsidencia coherentes en toda la ciudad. Este consejo es beneficioso para los responsables políticos de Cartagena, e incluso para otras ciudades costeras que se enfrentan al mismo problema de la subida del nivel del mar y el hundimiento, como Miami.

"Esta es una cuestión a la que se van a enfrentar otras ciudades costeras: cómo reimaginar estas ciudades en el siglo de la subida del mar", dijo Wdowinski. "Los seres humanos no pueden detener el hundimiento de la tierra, pero esperamos que este documento anime a la gente a desempeñar un papel en la desaceleración de la tasa de aumento del nivel del mar haciendo lo que puedan, es decir, reduciendo las emisiones de carbono".

Wdowinski, experto en geodesia espacial, riesgos naturales y aumento del nivel del mar, forma parte del Instituto de Medio Ambiente de la FIU y del Departamento de Tierra y Medio Ambiente. Ha realizado investigaciones sobre el hundimiento de la tierra en otras partes del mundo, como Miami Beach, Ciudad de México y Norfolk, Va.

Los resultados se publicaron en Scientific Reports.
Más información: Juan D. Restrepo-Ángel et al, Coastal subsidence increases vulnerability to sea level rise over twenty first century in Cartagena, Caribbean Colombia, Scientific Reports (2021). DOI: 10.1038/s41598-021-98428-4 Información de la revista: Scientific Reports