La tormenta tropical Ana ha provocado inundaciones generalizadas en Madagascar, incluida la capital, elevando a 34 el número de víctimas mortales de las recientes lluvias torrenciales y desplazando a más de 55.000 personas, según informaron el lunes las autoridades.
Thousands evacuated their homes in Analamanga
© Ministère de la Défense Nationale de Madagascar
Miles de personas evacuaron sus hogares en la región de Analamanga y la capital, Antananarivo, en Madagascar, tras las graves inundaciones de enero de 2022.
Con las lluvias torrenciales que continúan, los ríos de Antananarivo están creciendo y las autoridades están instando a los residentes a abandonar las zonas bajas de la capital y sus alrededores. Muchos residentes han sido evacuados en botes inflables a motor.

El departamento de meteorología de Madagascar advirtió el lunes de la continuación de las fuertes lluvias. La depresión tropical se ha desplazado por el océano Índico hacia el continente africano, provocando fuertes vientos y lluvias en el norte de Mozambique.

La tormenta llegó a Madagascar durante el fin de semana, después de que la isla hubiera sufrido ya varios días de lluvias, según la Oficina Nacional de Gestión de Riesgos y Catástrofes. La mayoría de las personas que se han quedado sin hogar a causa de las inundaciones se encuentran en la zona de Analamanga de la capital, donde muchos barrios bajos están cerca de los ríos desbordados.


"Todavía estaba en mi cama cuando alguien silbó. Cuando me levanté, mis pies estaban directamente en el agua. Había agua por todas partes. Vimos cómo el agua se llevaba las ollas y los platos. Sólo pudimos traer algo de ropa seca y sábanas para dormir aquí", dijo Mbolatiana Razananiarisoa, cuya familia ha encontrado refugio en uno de los gimnasios de la capital.

Varios de los ríos que han inundado la capital siguen creciendo, advirtieron las autoridades.

"Ahora mismo, estamos en 'alerta roja', ... Es muy peligroso", dijo Ranto Rakotonjanahary, director general de la autoridad de gestión de inundaciones de Antananarivo.

La carretera nacional que conecta Antananarivo con el mayor puerto del país, Tamatave, en la costa oriental, está cortada en muchos puntos por desprendimientos de tierra y la rotura de una presa.

Fuente: AP