Traducido por el equipo de Sott.net

(Estados Unidos) - El Gobernador de Virginia Occidental, Estados Unidos, declaró el estado de emergencia para 3 condados afectados por las fuertes lluvias e inundaciones a partir del 06 de mayo de 2022.
Floods in the City of Huntington, WV, May 2022.
© City of Huntington, WV
Inundaciones en la ciudad de Huntington, WV, mayo de 2022.
El Gobernador Jim Justice declaró el estado de emergencia para los condados de Cabell, Putnam y Roane el 07 de mayo de 2022. El día anterior el gobernador había declarado el estado de preparación para los 55 condados.


El Servicio Meteorológico Nacional en Charleston dijo que los informes del pluviómetro indicaban que habían caído más de 89 mm de lluvia en Ona, en el condado de Cabell, el 06 de mayo de 2022.

La Administración de Emergencias de Virginia Occidental dijo que un agricultor murió después de ser arrastrado por las aguas de la inundación en el condado de Cabell. No se ha informado de otros heridos o víctimas mortales, a partir del 08 de mayo de 2022.


Las comunidades de la ciudad de Huntington, en el condado de Cabell, se han visto especialmente afectadas. El alcalde de la ciudad, Steve Williams, informó de graves daños en la propiedad pública y privada, así como de la interrupción de los servicios públicos. La ciudad declaró el estado de emergencia local el 6 de mayo. En una declaración, el alcalde dijo: "Este es un paso crítico para asegurar que los recursos de recuperación y financiación se entreguen rápidamente. También es un paso vital para concienciar a la población sobre la gravedad de esta inundación sin precedentes, que ha provocado varios centímetros de lluvia durante un corto periodo de tiempo." A partir del 7 de mayo se han iniciado las operaciones de limpieza y se han distribuido 250 kits de limpieza a los residentes afectados.


También se registraron graves inundaciones en Spencer, en el condado de Roane, donde hubo daños en las viviendas.

Más al norte, los niveles a lo largo del río Potomac en Maryland han aumentado y se encuentran en una etapa de inundación menor a moderada en algunas áreas, según las cifras del Servicio Meteorológico Nacional.

En Pensilvania, las fuertes lluvias habrían provocado un corrimiento de tierras en el barrio de Spring Garden, en Pittsburgh. El desprendimiento se estrelló contra una gasolinera situada debajo, lo que provocó la preocupación de los servicios de emergencia.