Traducido por el equipo de Sott.net

El gobernador Jay Inslee (demócrata de Washington) envió el lunes una inquietante carta a sus partidarios en la que predice que les espera un verano de "apagones, destrucción y muerte" por la supuesta crisis climática.
washington governor jay inslee
La carta fue enviada directamente después de que el gobernador Inslee diera su apoyo tácito a la destrucción de cuatro presas a lo largo del río Snake, que representan el 8% de la generación anual de electricidad de Washington, informa el director de Medio Ambiente del Washington Policy Center, Todd Meyers.

"La semana pasada, @GovInslee dio un apoyo implícito a la destrucción de las presas del río Snake y del 8% de la generación de electricidad de Washington. Hoy envió un correo electrónico advirtiendo sobre la escasez de electricidad este verano, #waleg", tuiteó Myers el lunes.

El correo electrónico advertía de que el aumento de las temperaturas alterará "catastróficamente" las redes eléctricas de todo el país, lo que provocará muertes.

"Se perfila como un verano mortal", dice el correo electrónico.

"A medida que la crisis climática empeora, nos enfrentamos al clima más extremo de la historia". Mientras que el estado de Washington se enfrentó al comienzo de verano más húmedo en más de 70 años, otros estados se están preparando para temperaturas sofocantes que perturbarán catastróficamente nuestra frágil red eléctrica. Eso significa apagones, destrucción y muerte. Sólo hay que ver los titulares".

jay inslee memo
El gobernador Inslee y la senadora Patty Murray (demócrata de Washington) publicaron a principios de junio el borrador de un informe en el que afirmaban que la ruptura de las presas del río Snake sería supuestamente la mejor manera de salvar al salmón del río Snake, que está en la lista de especies en peligro de extinción.

Según Center Square, la propuesta costaría a los contribuyentes entre 10.300 y 27.200 millones de dólares, ya que encontrar otras formas de suministrar riego y electricidad no es tarea fácil.

Meyers lleva mucho tiempo advirtiendo sobre la eliminación de las presas del río Snake, que ha sido un tema de debate en el estado durante décadas, afirmando que la eliminación de las presas sería como "destruir todas las turbinas eólicas y los paneles solares de Washington".

"Anualmente, las presas generan unos 8,3 millones de megavatios hora de electricidad, o el 8% de la energía de Washington", escribió Meyers en un artículo para The Seattle Times. "Eso es más energía limpia que la que proporcionan todas las instalaciones eólicas y solares del estado de Washington sumadas".

Durante la sesión legislativa de este año, el gobernador Inslee vetó el Proyecto de ley 1623 de la Cámara de Representantes para hacer frente al "riesgo de apagones y eventos de insuficiencia de suministro de energía", a pesar de que fue aprobado por unanimidad tanto en la Cámara como en el Senado del estado.

"Garantizar que nuestra red eléctrica siga proporcionando energía de forma fiable a los habitantes de Washington es una prioridad para mí también, por lo que tenemos múltiples agencias estatales trabajando en este asunto", escribió Inslee en su carta de veto.