Traducido por el equipo de Sott.net
Phaethon, by Gustav Moreau.
© Prehistory Decoded
Faetón, por Gustav Moreau.
¿Dónde y cómo se originó el conocido mito de Faetón? Este artículo...

La caída de Faetón en contexto: Nueva síntesis de las pruebas mitológicas, arqueológicas y geológicas en: Revista de Religiones del Antiguo Oriente Próximo, Volumen 16, Número 1 (2016)

...sostiene que el mito conocido por los primeros dramaturgos y filósofos griegos clásicos sin duda se originó con un impacto cósmico. Los paralelos son muy claros. En mi libro también lo sostengo, ya que la descripción de Platón en su Timeo es una descripción muy exacta del prolongado proceso de desintegración de un cometa cercano a la Tierra.
Ha habido, y habrá de nuevo, muchas destrucciones de la humanidad que surgen de muchas causas; las más grandes han sido provocadas por las agencias del fuego y del agua, y otras menores por otras innumerables causas. Hay una historia, que incluso ustedes han conservado, que dice que una vez Faetón, el hijo de Helios, habiendo juntado los corceles en el carro de su padre, porque no era capaz de conducirlos en el camino de su padre, quemó todo lo que había sobre la tierra, y fue él mismo destruido por un rayo. Ahora bien, esto tiene la forma de un mito, pero realmente significa una declinación de los cuerpos que se mueven en los cielos alrededor de la tierra, y una gran conflagración de cosas sobre la tierra, que se repite después de largos intervalos...

Mientras que justo cuando ustedes y otras naciones están comenzando a proveerse de letras y de los otros requisitos de la vida civilizada, después del intervalo habitual, la corriente del cielo, como una pestilencia, baja a raudales, y deja sólo a aquellos de ustedes que están desprovistos de letras y educación; y así tienen que comenzar todo de nuevo como niños, y no saben nada de lo que sucedió en tiempos antiguos.
Por supuesto, Wikipedia se alinea con el punto de vista uniformista:
El cuento de Faetón se utilizó comúnmente para explicar por qué existen tierras habitables a ambos lados de la extremidad (como los desiertos calientes y los páramos helados), y por qué ciertos pueblos tienen la tez más oscura, mientras que las lágrimas de ámbar de sus hermanas explicaban los ricos depósitos de ámbar del río.
Como lo hace en casi todos los temas. No es para nada tendencioso. 😕

De todos modos, los autores del citado artículo sugieren lo contrario, y buscan posibles candidatos de impacto en Oriente Próximo, de donde los griegos clásicos probablemente aprendieron el cuento. Tal vez, sugieren, se pueda relacionar con el posible impacto o estallido aéreo hacia el 2200 a.C. en Siria. Este es el impacto revelado por el trabajo de Marie-Agnes Courty y sus colaboradores.

Por supuesto, los autores desconocen el probable estallido de aire que destruyó Tell El-Hamman, que podría ser la Sodoma bíblica, hacia 1650 a.C., ya que este descubrimiento es posterior a su trabajo. ¿Quizás este impacto también influyó?

Sin embargo, los autores no están seguros, ya que hay similitudes en los mitos de todo el mundo, lo que sugiere un origen aún más temprano. Tal vez, entonces, la versión griega clásica fue simplemente una reelaboración de una versión siria anterior de la Edad de Bronce, que a su vez fue una reelaboración de una historia global aún más antigua.

Lamentablemente, los autores parecen desconocer la investigación sobre el impacto del Dryas Reciente, que habría ayudado a su causa. En sus observaciones finales dicen...

"En toda la Europa prehistórica, pero también mucho más allá, existían historias similares a la de Faetón, casi seguramente recuerdos de impactos cósmicos. El mito clásico, tal como está, tiene orígenes demostrables en precursores de Oriente Próximo. El problema mucho más amplio, planteado hace casi un siglo por Frazer, se refiere a las extraordinarias coincidencias encontradas fuera del Viejo Mundo. Aquí sólo un enfoque más amplio frente a las posibilidades astronómicas — más allá de una simple caída de meteoritos — puede proporcionar una explicación plausible tanto para las similitudes como para las diferencias entre las tradiciones globales".

Este es esencialmente el argumento que expongo en mi libro sobre la escala temporal de este tipo de mitos, tomando prestado el excelente libro de Michael Witzel, el origen de las Mitologías del mundo, y el catastrofismo coherente de Clube y Napier.

Los autores terminan con...
La hipótesis adicional de un cometa progenitor y los posibles impactos de otros fragmentos en Estonia, Baviera y otros lugares podrían dilucidar su relación con análogos de culturas mucho más remotas, especialmente en Europa y América. Esta explicación de los paralelos globales es preferible a la idea de una difusión (inexplicable).
Con esta última sección están esencialmente de acuerdo con el catastrofismo coherente de Clube y Napier como causa probable de estos mitos, pero no están de acuerdo con las opiniones de la Rama Dorada de Frazer y los Orígenes de Witzel sobre la difusión de un mito original a través del Viejo y el Nuevo Mundo (es decir, de Asia a las Américas, o viceversa).

Pero dadas las similitudes de estas historias que van más allá de la simple descripción de un impacto cósmico, me resulta difícil argumentar en contra de la difusión de una historia de origen que podría ser anterior incluso al impacto del Dryas Reciente. Aunque el impacto de este es, obviamente, el más importante, y está lo suficientemente extendido como para explicar el alcance global de estas historias, aún no explicaría sus narrativas similares. Para ello, seguramente es necesaria la difusión. En cuyo caso, un impacto cósmico aún más temprano podría ser el origen último. Después de todo, la escala de tiempo para un catastrofismo coherente es probablemente de 20 a 30 mil años, o incluso más.

También vemos escalas de tiempo similares para otros mitos, como los relacionados con las Pléyades, la Osa Mayor, y no olvidemos el Molino de Hamlet, de Santilana y von Dechend, que propone mitos antiguos muy extendidos que describen el proceso de precesión de los equinoccios. Posiblemente, entonces, debamos mirar muy atrás, al Paleolítico.

En mi opinión, la escena del pozo de Lascaux, que presenta grandes similitudes con el Pilar 43 de Gobekli Tepe, podría ser un registro de un impacto candidato anterior, hacia el 15.200 a.C. Este impacto parece haber diezmado una cultura magdaleniense en el sur de Francia. Ver entradas anteriores del blog sobre eso. Pero los registros geoquímicos de otros lugares podrían indicar eventos aún más tempranos. En definitiva, no podemos saber dónde empezaron estas historias, pero en mi opinión es probable que sean muy antiguas.