Los estados Río Nilo, Gezira, Nilo Blanco, Kordofán Occidental, Darfur del Sur y Kassala fueron declarados en emergencia el pasado 21 de agosto.
Sudan flooding
© DW
La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU comunicó que unas 226.000 personas han sido afectadas por las inundaciones.
El Consejo Nacional de Defensa Civil de Sudán precisó este domingo que al menos 112 personas han fallecido y otras 115 resultaron heridas a causa de las lluvias e inundaciones que azotaron al país.

El ente indicó además que 34.944 viviendas fueron destruidas totalmente, mientras 49.096 resultaron dañadas por la actual temporada de lluvias y manifestó que 413 instalaciones de servicios públicos fueron perjudicadas.

Por otra parte, la Defensa Civil resaltó que 108 comercios sufrieron afectaciones durante el registro de lluvias torrenciales durante un mes de 250 aldeas en el norte, centro y oeste de Sudán. En este sentido, alertaron sobre daños en infraestructuras educacionales en el sur del país.

Los seis estados afectados por las precipitaciones torrenciales Río Nilo, Gezira, Nilo Blanco, Kordofán Occidental, Darfur del Sur y Kassala fueron declarados en emergencia el pasado 21 de agosto.


La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas comunicó que unas 226.000 personas han sido afectadas por las inundaciones y las fuertes lluvias, en un contexto donde además el organismo relató que uno de cada tres sudaneses necesita ayuda humanitaria.

Otro de los aspectos que condicionan la vida en Sudán, de acuerdo a la ONU es la inflación, que se ha elevado un 200 por ciento. De igual manera, en el mes de julio fallecieron nueve ciudadanos tras la represión estatal contra los manifestantes que marchaban en contra de la Junta Militar que gobierna el país desde el golpe de Estado que protagonizó el general Abdel Fattah al- Burhan en octubre.