Traducido por el equipo de Sott.net

Las autoridades de Jigawa han informado de la muerte de otras seis personas como consecuencia de las inundaciones que han seguido causando estragos en las comunidades del estado noroccidental.
People walk through floodwaters after heavy rainfall in Hadeja, Nigeria.
© AP
Unas personas caminan entre las aguas de la inundación tras las fuertes lluvias en Hadeja, Nigeria.
Esto ocurre apenas tres días después de que las autoridades policiales de Jigawa dijeran que otras 29 personas perdieron la vida en incidentes relacionados con las inundaciones. Hasta el martes, el estado había perdido 98 residentes a causa de las devastadoras inundaciones.

El presidente de la Agencia de Gestión de Emergencias del Estado de Jigawa (SEMA), Sani Babura, que confirmó las seis nuevas muertes, lamentó que las inundaciones en el estado hayan alcanzado una fase alarmante.

Afirmó que el número de comunidades afectadas por las inundaciones aumenta cada día, lo que, según él, ha agravado la situación.


Sani relacionó las muertes con las inundaciones, las tormentas de lluvia y los rayos, y añadió que al menos 57.000 personas se han visto afectadas hasta ahora.

Según él, más de 100.000 se han visto obligados a abandonar sus hogares y algunos de ellos están viviendo en los 49 campamentos establecidos por el gobierno estatal para dar cobijo a los desplazados.

"En cuanto a las tierras de cultivo, las carreteras y otras infraestructuras destruidas por las inundaciones, se está realizando una evaluación y se darán a conocer las estadísticas, pero los daños son enormes", dijo el jefe de la SEMA.

No obstante, aseguró que la agencia estaba trabajando las 24 horas en colaboración con la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias (NEMA) y otros socios para apoyar a las víctimas.

Al menos 83 personas, entre ellas niños y mujeres, han perdido la vida en incidentes relacionados con las inundaciones en el estado desde principios de agosto.

Las inundaciones también afectaron a las infraestructuras del estado, ya que algunas carreteras quedaron cortadas a causa de la erosión, lo que obligó a los habitantes a buscar rutas alternativas para llegar a sus destinos.

Recientemente, la Agencia de Servicios Hidrológicos de Nigeria (NIHSA) confirmó que Jigawa es el estado más afectado por las inundaciones que asolan parte del país.

Afirmó que 16 áreas de gobierno local del estado se vieron afectadas y que más de 72 personas han muerto, con propiedades, medios de vida e infraestructuras dañadas hasta el 7 de septiembre.

El NIHSA ha hecho un llamamiento a las autoridades de varios estados y del Territorio de la Capital Federal (FCT) para que tomen las medidas necesarias para evitar la horrible amenaza de las inundaciones de los últimos años.

Según la agencia, Nigeria se encuentra ahora en el punto álgido de la temporada de inundaciones y es necesario que el gobierno, especialmente a nivel estatal y local, intensifique y ponga en marcha los esfuerzos necesarios para evitar las catástrofes relacionadas con ellas en sus dominios.

La agencia declaró que casi todos los 36 estados y el FCT han experimentado una u otra forma de inundación, y advirtió que el sistema de los ríos Níger y Benue ha comenzado a acumularse, ya que Nigeria está situada en el punto más bajo de la cuenca del río Níger, ocupada por nueve países.

En concreto, pidió a las autoridades de los 13 estados que caen en el curso principal del sistema de los ríos Níger y Benue que pusieran en marcha medidas adecuadas y mejoraran la preparación para mitigar cualquier eventual inundación y los desastres que la acompañan.

Los estados afectados son Kebbi, Níger, Adamawa, Taraba, Benue, Nasarawa, Kogi, Edo, Delta, Anambra, Cross River, Rivers y Bayelsa.