Traducido por el equipo de Sott.net

La creciente pérdida de ozono (O3) entre los 30ºN y los 30ºS se ha acelerado de forma constante desde principios de los años 80, a pesar de la prohibición del Protocolo de Montreal de 1987 de las llamadas "sustancias que agotan la capa de ozono", como los clorofluorocarbonos (CFC). Una vez más, esto sugiere que la actividad humana no impulsa las pérdidas de ozono.
Holey Ozone Theory
Veinte años después del acuerdo del Protocolo de Montreal por el que se limitaba o prohibía el uso de CFC, los científicos informaron de un error del orden de magnitud en las mediciones de química molecular que amenazaba con socavar gravemente la explicación antropogénica comúnmente aceptada de cómo se produce el agotamiento del ozono.

Con las nuevas pruebas medidas, un destacado investigador del ozono proclamó que la "comprensión científica de la química de los cloruros ha saltado por los aires", ya que "básicamente ya no podemos decir que entendemos cómo se producen los agujeros de ozono".

Pero luego, en los años siguientes a la exposición del error de medición, hubo... silencio. El descubrimiento de un cambio en la tasa molecular "sustancialmente [diez veces] más bajo de lo que se pensaba" no volvió a ser puesto en conocimiento del público. Al parecer, debido a la reticencia a admitir que podían estar equivocados, los científicos parecieron seguir adelante.

Ahora, un nuevo estudio informa de que el agujero de O3 sobre los trópicos es un 700% mayor (en área) que el mucho más famoso agujero de O3 sobre la Antártida (60°S - 90°S).

Su tamaño ha seguido aumentando después del acuerdo gubernamental de 1987 para limitar severamente el uso de CFC, lo que parece contradecir de nuevo las afirmaciones de que los humanos podemos controlar los niveles de O3 con nuestras emisiones.

Los autores sugieren que el mismo mecanismo físico no antropogénico -la reacción de electrones provocada por los rayos cósmicos- que provoca las pérdidas de O3 en la Antártida puede estar provocando también las pérdidas de O3 entre los 30ºN y los 30ºS.
Ozone Loses over Tropics
La narrativa del agujero de la capa de ozono y la presunción de que las políticas gubernamentales son las que determinan el tamaño del agujero parecen ser análogas al actual debate sobre el clima y su conexión con la presión gubernamental para limitar drásticamente las emisiones de CO2.