Ahora se dirige al noroeste y se prevé que a lo largo del viernes el ojo del mismo toque tierra en los estados de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte.
A flooded street in Fort Myers, Florida
© REUTERS
Una calle inundada en Fort Myers, Florida
Al menos 17 personas han perdido la vida como consecuencia del paso del huracán Ian por el estado de Florida, según han informado este jueves las autoridades locales. La combinación de fuertes vientos, lluvia y mares agitados de Ian ha inundado casas, cortado carreteras y dejado a más de dos millones de personas sin luz, según ha informado CNN.

Asimismo, la Guardia Costera de Estados Unidos ha realizado durante este jueves 68 operaciones de rescate en todo el estado, que se incluyen en los 700 rescates anunciados por el gobernador de Florida, Ron de Santis, durante una rueda de prensa.


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha asegurado que Ian podría ser el huracán "más mortífero" de la historia del estado de Florida, que ya ha sido declarada zona catastrófica. "Este podría ser el huracán más mortífero en la historia de Florida", ha señalado Biden, añadiendo que "los primeros informes" apuntan a una "pérdida sustancial de vidas", según ha recogido la cadena estadounidense ABC.

Ian recupera fuerza

Después de que a lo largo de este jueves Ian perdiera fuerza bastante progresivamente para pasar de ser un huracán a una tormenta tropical mientras avanzaba sobre el centro de Florida, los servicios meteorológicos han advertido de que ha recuperado intensidad. En concreto, Ian, pasó a ser un huracán de categoría 1 con rachas de viento de hasta 120 kilómetros por hora, según pudo recoger la cadena ABC News.

El huracán se está dirigiendo al noroeste y se prevé que a lo largo del viernes el ojo del mismo toque tierra en los estados de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte. El Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadounidense advirtió de que se espera que el huracán provoque inundaciones "potencialmente mortales, mareadas ciclónicas y fuertes vientos" en ambas Carolinas este viernes.

Joe Biden ha aprobado este jueves a última hora la declaración de emergencia en el estado de Carolina del Sur en vísperas de que toque tierra en el estado en las próximas horas. Ian alcanzó el miércoles en Florida como un huracán de categoría 4, con rachas de viento de hasta 240 kilómetros por hora.



"Devastados"


En el condado de Charlotte, donde se sitúa la localidad de Punta Gorda, se produjeron "al menos ocho o nueve muertes", dijo CNN citando a un funcionario local, el comisionado (concejal) Joseph Tiseo, que se ocupa del quinto distrito de esta condado. También "se cree" que unas cinco personas murieron en el condado de Lee, contiguo a Charlotte y donde se encuentra Fort Myers, donde al parecer por las imágenes ocurrieron las mayores inundaciones y pérdidas de viviendas.

El alguacil de Lee, Carmine Marceno, dijo en redes sociales que están "devastados" por las consecuencias de Ian. Marceno realizó un recorrido aéreo por el condado de Lee este jueves por la mañana para comenzar a evaluar los daños causados por Ian y mostró imágenes con grandes daños estructurales e inundaciones en toda el área.

El condado de Sarasota (oeste) informó por su parte dos muertes relacionadas con huracanes, dijo a CNN la alguacil Kaitlyn Pérez, quien añadió que su oficina no tenía detalles adicionales sobre dónde ocurrieron los fallecimientos o información sobre las personas que perdieron sus vidas.

Por otra parte, una persona que estaba en cuidados paliativos murió en el condado de Osceola (centro de Florida), según recoge CNN citando al director de Manejo de Emergencias, Bill Litton.

Además, una de las posibles víctimas es un hombre de 72 años de la localidad de Deltona, al noreste de Orlando, quien pereció la madrugada de este jueves tras caer a un canal mientras vaciaba su piscina en medio de la intensa lluvia, según informó la policía del condado de Volusia, en el centro de Florida.


Daños materiales

Por otra parte, los estimados de pérdidas materiales aseguradas oscilan "ampliamente" entre 30.000 y 50.000 millones de dólares, según proyectan modeladores de riesgo de catástrofes como Fitch Ratings. Esto excluye las reclamaciones al Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones, según el medio Sun Sentinel.

Las aseguradoras de propiedad y accidentes que operan en Florida comienzan "el esfuerzo masivo" de evaluar los daños dejados por el huracán Ian a través del suroeste y centro de Florida entre el miércoles y este jueves. Es posible que las estimaciones precisas de los daños no estén disponibles durante días, acotó el mismo medio local.

Ian se convirtió nuevamente en huracán este jueves en aguas del Atlántico estadounidense en su rumbo hacia Georgia y las Carolinas, estados a los que ahora amenaza con inundaciones, marejadas ciclónicas y fuertes vientos, tras dejar devastado buena parte de Florida.