La Comisión Nacional del Agua indicó que Orlene podría causar deslaves e inundaciones en áreas bajas, y elevar los niveles de ríos y arroyos.
huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson.
© Pantalla de video
En un comunicado, el SMN precisó que a las 08.45 hora local (13.45 GMT) el fenómeno meteorológico “ingresó a tierra como huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson.
El huracán Orlene, como categoría 1, tocó tierra este lunes en las inmediaciones de Isla del Bosque, en el norteño estado mexicano de Sinaloa, y se desplazará en tierra, hacia el nor-noreste del país, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En un comunicado, el SMN precisó que a las 08.45 hora local (13.45 GMT) el fenómeno meteorológico "ingresó a tierra como huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, a 5 kilómetros al oeste-suroeste de la localidad de Isla del Bosque, en el municipio de Escuinapa, en Sinaloa".


Orlene impacta con su parte frontal la costa sur de Sinaloa y los municipios de Tecuala, Acaponeta, Rosamorada, Tuxpan y Santiago Ixcuintla, así como la parte baja y serrana de Huajicori en Nayarit con lluvias intensas y torrenciales.

El meteoro perdió fuerza después de pasar por las Islas Marías, una antigua colonia penal que se está desarrollando como atracción turística. La isla tiene una escasa población de empleados del Gobierno y sus edificios están hechos de ladrillo o concreto.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que este lunes, que se pronostican lluvias torrenciales (de 150 a 250 milímetros [mm]) para Nayarit y Sinaloa; intensas (de 75 a 150 mm) en Durango y Jalisco; muy fuertes (de 50 a 75 mm) en Colima, y fuertes (de 25 a 50 mm) en Aguascalientes, Guanajuato y Zacatecas.

El meteoro podría causar inundaciones y precipitaciones de hasta 25 centímetros (10 pulgadas) en algunos lugares, así como inundaciones costeras y oleaje peligroso.

Los puertos de Manzanillo y Puerto Vallarta quedaron cerrados a los barcos de mayor eslora, y la Armada de México anunció que los puertos de Mazatlán, San Blas y Nuevo Vallarta estaban cerrados a las pequeñas embarcaciones.

La Comisión Nacional del Agua indicó que Orlene podría causar deslaves e inundaciones en áreas bajas, y elevar los niveles de ríos y arroyos.