El paso del huracán Ian por Florida ha sido devastador, con cerca de un centenar de muertos confirmados. Además de los daños en tierra, la potente tormenta agitó el mar en todo el Golfo de México y causó un curioso efecto colateral: el color del agua cambió de un azul oscuro a un llamativo turquesa frente a las costas afectadas.
El huracán Ian provocó un cambio de color en las aguas de Florida

El huracán Ian provocó un cambio de color en las aguas de Florida
A finales de septiembre, el huracán Ian llegó a Florida como una poderosa tormenta de categoría 4 con vientos de 240 kilómetros por hora, peligrosas marejadas ciclónicas y aguaceros que causaron inundaciones. Millones de personas sufrieron apagones de electricidad y se cree que la cifra de víctimas mortales podría superar el centenar.

¿Por qué ha cambiado el color del agua en Florida al paso del huracán Ian?

La redistribución del agua es evidente en estas imágenes del antes y el después, que muestran coloridos remolinos de sedimentos que la tormenta agitó en las aguas costeras de Florida, como ha explicado la NASA. Es probable que el color turquesa sea un sedimento que la tormenta Ian levantó del lecho marino a medida que se acercaba a la costa. Es probable que el agua marrón más cercana a la costa esté coloreada por los sedimentos de la tierra, transportados por los ríos y la escorrentía que fluye hacia el océano.
Florida, 22 de septiembreNASA
© NASA
Florida, 22 de septiembre
Florida, 1 de octubre
© NASA
Florida, 1 de octubre
Antes de la tormenta ya había algo de ese color en el agua. Es probable que hubiera cantidades más pequeñas de sedimentos en suspensión, pero gran parte del color se debe a la luz que se refleja en los lechos de pastos marinos, el fondo marino arenoso y los arrecifes de coral (especialmente alrededor de las Bahamas). Algunos de los colores más oscuros cerca de los ríos pueden deberse a los taninos de la vegetación en descomposición.

La siguiente imagen, adquirida por la misión Sentinel-2 de la Agencia Espacial Europea el 30 de septiembre, muestra una vista detallada de la costa cerca de Fort Myers, Florida, tras el paso del huracán. Partes de esta costa y las islas de barrera se encuentran entre algunas de las más afectadas, con inundaciones por marejadas ciclónicas que probablemente llegaron a 2 metros de profundidad.
Fort Myers, Florida, tras el paso del huracán
© NASA
Fort Myers, Florida, tras el paso del huracán
Casi una semana después de que el huracán Ian tocara tierra en Florida, todavía se veían remolinos de sedimentos en torno a sus costas.