El volcán Sangay, ubicado en la provincia ecuatoriana de Morona Santiago (centro sur), y uno de los tres con actividad eruptiva, junto al Cotopaxi y al Reventador, emitió gases y ceniza moderada.
Volcan Sangay
© CC BY-SA 2.5 / Albert Backer
Cumbre del volcán Sangay
"Durante la mañana del 4/12/2022, el volcán Sangay ha mostrado emisiones de gases con contenido moderado de ceniza", precisó en su más reciente reporte el Instituto Geofísico (IG).

Las emisiones alcanzan los 2.500 metros sobre el nivel del cráter, con dirección norte-noreste, por lo cual se avizora la caída de ceniza en las provincias de Morona Santiago y Pastaza (este). Este fenómeno ha sido persistente en su actual período eruptivo, iniciado en 2019, según la entidad competente.

El Servicio Nacional de Riesgos y Emergencias de Ecuador recomienda a la ciudadanía, en caso de la caída de ceniza, usar mascarillas, evitar el contacto con los ojos y hacer actividades al aire libre, así como barrer la ceniza y colocarla en sacos para botar, entre otras medidas.

A inicios de noviembre pasado se reportaron afectaciones en la agricultura y la ganadería por la caída de material volcánico en la provincia de Chimborazo, a causa de la ceniza del volcán Sangay. En esa oportunidad hubo reportes en algunos sitios de una capa de cenizas entre 3 y 4 milímetros tras la nube emitida por el Sangay.

El volcán Sangay tiene una altura de 5.230 metros sobre el nivel del mar y es uno de los más activos de Ecuador, con una actividad constante desde 1628, según el IG.