Investigadores hallaron que los niveles del químico cerebral son menores en las personas con TEPT que en los participantes saludables.

Imagen
© Desconicido
Hay una relación entre TEPT y bajos niveles de serotonina
Las personas con trastorno por estrés postraumático (TEPT) parecen tener menos niveles de un tipo específico de químico cerebral denominado serotonina 1B, informaron investigadores estadunidenses.

Apuntar a este desnivel con fármacos podría permitir el desarrollo de las primeras terapias especialmente diseñadas para tratar la condición, añadió el equipo.

Actualmente, los médicos usan antidepresivos y ansiolíticos para tratar el TEPT, pero estas medicinas son bastante ineficaces ya que nunca fueron desarrolladas específicamente para atender el problema.

El TEPT se produce cuando víctimas de un episodio traumático sufren la aparición de recuerdos recurrentes del hecho, intensa culpa o preocupación, brotes de ira y pasadillas.

"Las medicaciones que tenemos actualmente no están funcionando para el TEPT", dijo el doctor Alexander Neumeister, de la Escuela de Medicina Mount Sinai, cuyo estudio fue publicado en Archives of General Psychiatry.

Para evaluar esto, Neumeister y su equipo del Centro de Tomografía por Emisión de Positrones de Yale usó imágenes para estudiar las diferencias específicas en el cerebro de las personas con TEPT y otros sujetos que habían sufrido experiencias traumáticas pero no desarrollaron el trastorno.

Para el estudio, los investigadores realizaron tomografías por emisión de positrones (TEP) a 49 pacientes con el trastorno cuyas condiciones habían surgido por diversos episodios traumáticos, incluido abuso infantil, violencia doméstica y servicio militar.

Los autores también observaron los cerebros de 20 víctimas de eventos traumáticos sin TEPT y de 27 voluntarios adultos saludables.

El equipo halló que las personas con TEPT presentaban cambios en el receptor de la serotonina 1B, un neurotransmisor clave que en estudios con animales parecería ser especialmente sensible al estrés.

Los investigadores descubrieron que los niveles de serotonina 1B eran sustancialmente menores en las personas con TEPT que en los participantes saludables.

Los niveles de ese neurotransmisor también eran levemente menores en el grupo sin TEPT pero que había estado expuesto a episodios traumáticos, comparado con los voluntarios saludables.

Cuanto más joven era la persona al momento de producirse el hecho traumático, mayor era la diferencia.

"Hallamos la alteración más severa en el receptor de la serotonina 1B en aquellos individuos que padecieron un trauma a una edad temprana", dijo Neumeister en entrevista telefónica.

Los resultados del estudio, que deben ser confirmados por investigaciones más amplias, ofrecen un primer paso en el desarrollo de medicamentos especialmente diseñados para apuntar a los cambios cerebrales que se producen en las personas con TEPT.

"Actualmente las únicas opciones terapéuticas para los casi 8 millones de adultos estadounidenses con TEPT son los fármacos antidepresivos y los ansiolíticos, que muestran escaso beneficio a la hora de mejorar la salud mental de estos pacientes", indicó Neumeister en un comunicado.

El autor señaló que varias compañías están explorando medicinas que apuntan a este receptor, y que también se están analizando otros blancos terapéuticos para la condición.

"Con suerte, en el futuro cercano tendremos fármacos que interferirán con este receptor", añadió Neumeister.