La ministra de Defensa ha expresado su deseo de "conocer y aprender más sobre el pilar II de AUKUS" y qué oportunidades podría haber para que su país contribuya a ello.
AUKUS
© Stefan Rousseau / AP
Nueva Zelanda está explorando la posibilidad de unirse al llamado segundo pilar de AUKUS, la alianza militarliderada por Australia, el Reino Unido y EE.UU. que implica el intercambio de información y tecnología en submarinos a propulsión nuclear, inteligencia artificial, tecnologías cuánticas y capacidades submarinas adicionales.

"Hemos expresado nuestro deseo de conocer y aprender más sobre el pilar II de AUKUS y qué oportunidades podría haber para que Nueva Zelanda contribuya a ello", declaró la ministra de Defensa del país, Judith Collins, durante una rueda de prensa.

De acuerdo con la alta funcionaria, "es algo que ciertamente estamos analizando". "Son decisiones que nuestro Gabinete toma en el momento oportuno y con toda la información", afirmó Collins al responder a la pregunta de si Nueva Zelanda "está más cerca de tomar una posición sobre unirse al pilar II de AUKUS".

"Trabajar más estrechamente"

En febrero, se había informado que Nueva Zelanda aumenta su interés en el pilar no nuclear de AUKUS, en medio de la creciente influencia china en el Pacífico y las preocupaciones por un "mundo en reconfiguración". En aquel entonces, su ministro de Asuntos Exteriores y vice primer ministro, Winston Peters, y su ministra de Defensa, Judith Collins, viajaron a Melbourne para reunirse con sus pares australianos de Asuntos Exteriores, Penny Wong, y de Defensa, Richard Marles.

Con respecto a la reunión, Marles señaló: "Hemos acordado trabajar mucho más estrechamente en términos de construir interoperabilidad e intercambiabilidad entre nuestras dos fuerzas de defensa". Además, anunció que una delegación australiana viajaría a Nueva Zelanda para informar a los funcionarios del país sobre el segundo pilar de la alianza AUKUS.

Por su parte, Collins aseguró que Nueva Zelanda podría ofrecer experiencia espacial y tecnológica. En el mismo sentido, Wong instó a "trabajar mejor juntos" para que la influencia de ambos países en la región y el mundo "sea mayor juntos que por separado". También manifestaron que ambas partes se consideran "los amigos más cercanos".