Imagen
© Desconocido
La NASA identificó con un círculo el lugar donde cayó el satélite.
La NASA confirmó que el satélite UARS -Satélite de Investigación de la Alta Atmósfera- ha caído a la Tierra en la madrugada del sábado en algún lugar sobre el Océano Pacífico.

A pesar de conocerse ese dato, aún no pudieron ser encontrados rastros sobre el satélite.

Un comunicado difundido en la página de internet de la NASA agrega: "El Centro Conjunto de Operaciones Espaciales en la base aérea Vandenberg en California dijo que el satélite penetró la atmósfera sobre el Océano Pacífico, pero el lugar preciso y la hora de entrada aún no se conocen con certeza".

Antes, la NASA había indicado en su cuenta oficial de la red social Twitter que los "restos cayeron en la Tierra" entre las 03.23 GMT y las 05.09 GMT, aunque no detalla el lugar donde impactaron.

La agencia espacial ya había anticipado que la caída del satélite, prevista en principio para el viernes por la tarde hora del este de EE.UU., se iba a retrasar.