El Ejército israelí no abandonará la Franja de Gaza hasta que todos los rehenes, incluidos los fallecidos, sean repatriados, declaró el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Subrayó que Israel debe "devolver a todos los 120 secuestrados, tanto vivos como muertos".
Netanyahu
© AP Photo / Shaul Golan
"Cuando estamos dentro de la Franja de Gaza, la presión cambia y nuestras actividades crean oportunidades para el regreso de los rehenes. No nos retiraremos de la Franja de Gaza hasta que todos los secuestrados hayan regresado, y no nos iremos hasta que hayamos eliminado las capacidades militares y gubernamentales de [el movimiento palestino] Hamás", declaró Netanyahu en una reunión con las familias de los rehenes.

Según los datos oficiales israelíes, 120 rehenes aún siguen detenidos en el enclave palestino, 39 de los cuales se presumen muertos. Durante diversas operaciones y actividades humanitarias, 135 rehenes fueron liberados, incluidos muertos cuyos cuerpos fueron recuperados del enclave.

A su vez, el periódico The Wall Street Journal, citando a fuentes mediadoras y a un funcionario estadounidense, informó que para el 20 de junio el número de rehenes israelíes vivos retenidos en Gaza podría ser tan solo de 50.

El pasado 7 de octubre, un ataque coordinado por Hamás contra más de 20 comunidades israelíes se saldó con aproximadamente 1.200 muertes, alrededor de 5.500 heridos, y la captura de 253 rehenes.