Tras la criticada actuación del presidente de EEUU, Joe Biden, en el debate del pasado 27 de junio contra Trump, algunos de los principales donantes de su campaña estarían presionando en silencio al Partido Demócrata para que lo sustituya con alguien más rumbo a las presidenciales de noviembre próximo, de acuerdo con 'The New York Times'.
Joe biden
© AP Photo / Morry Gash
Según el reporte, en las últimas horas los donantes acaudalados del Partido Demócrata estaban analizando algunas encuestas que demuestran que el apoyo a Biden ha caído tras el debate en el que el mandatario se mostró errante e incapaz de concluir algunas de sus ideas.

De hecho, una encuesta elaborada The New York Times y Siena College días después del debate mostró que el republicano Donald Trump tiene el 49% de las preferencias electorales, mientras que Biden alcanzó el 43%. Se trata de la mayor ventaja de Trump sobre Biden en una encuesta realizada por la misma fuente.

El diario estadounidense revela que, en varias reuniones privadas de donantes demócratas, se han podido escuchar voces que están a favor de que Biden renuncie a sus aspiraciones presidenciales.
"En un desayuno celebrado el viernes [28 de junio] por la mañana en el Hotel Jerome de Aspen [Colorado], donde se habían reunido cerca de 50 donantes demócratas para una reunión planificada de antemano y convocada por el super PAC American Bridge, una persona pidió a los asistentes que levantaran la mano para saber cuántos pensaban que Biden debería apartarse. Casi todos los presentes levantaron la mano, según dos personas presentes", asegura el medio norteamericano.
Como este ejemplo se han presentado otros, en los que una parte importante de los ricos donantes demócratas han expresado de manera privada su apoyo a elegir un nuevo candidato demócrata que sea capaz de destronar a Trump.

De acuerdo con el rotativo, las deliberaciones entre los demócratas acaudalados se han intensificado, mientras la campaña de Biden y el establishment del Partido Demócrata formaban un muro protector a su alrededor en los días posteriores al debate.

Mientras tanto, en Wall Street, media docena de destacados donantes demócratas dijeron a The New York Times que creen en las posibilidades de que la popularidad de Biden haya caído en picada.

Sin embargo, la agresiva defensa de Biden por parte del partido habría disuadido a los donantes de pedir públicamente su sustitución, dijo Maggie Kulyk, propietaria de una empresa de gestión de patrimonios y miembro del consejo de la Red de Mujeres Donantes, de acuerdo con el reporte.

No obstante, Kulyk consideró que, si algunos donantes disidentes de la campaña de Biden alzaran la voz, las aspiraciones del aún presidente podrían venirse abajo. "Si se alzaran unas pocas voces, todo podría venirse abajo. Y en mi opinión, creo que eso es lo que tiene que pasar".

El medio estadounidense subraya que el respaldo de los grandes contribuyentes es muy importante para Biden y también es uno de los indicadores que se siguen de cerca para calibrar si el mandatario será capaz de sobrevivir a las crecientes críticas.

De acuerdo con el diario, entre los donantes demócratas la vicepresidenta Kamala Harris es la que mas suena como posible reemplazo de Biden, pero también se han escuchado los nombres del gobernador de California, Gavin Newsom, y la gobernadora Gretchen Whitmer, de Michigan.