Pese a una reciente promesa de no abandonar la Alianza mientras dure el conflicto actual en Europa, hay preocupaciones en el bloque sobre la postura del futuro gobierno galo.
Le Pen
© Daniel Cole / APLa diputada de la Asamblea Nacional de Francia, Marine Le Pen, en un mitin político en Marsella, 3 de marzo de 2024.
La posibilidad de que la extrema derecha llegue al poder en Francia genera preocupaciones en otros Estados miembros de la OTAN, admitieron bajo condición de anonimato algunos diplomáticos del bloque, consultados por el sitio web Euractiv.

París podría reducir su apoyo militar a Ucrania y abandonar las estructuras militares de la Alianza conforme al plan de una "salida suave" que contempló la Agrupación Nacional, el movimiento que presentó en dos ocasiones Marine Le Pen a la presidencia gala.

El manifiesto del movimiento sobre la política de defensa, publicado en 2022, ya no está disponible en su sitio web oficial, afirmó el medio, pero lo planteó claramente: "Retirada del mando militar integrado de la OTAN, discusión sobre un futuro acuerdo estratégico con Estados Unidos". El mismo documento pretendía asimismo iniciar "un diálogo con Rusia sobre asuntos compartidos clave" y "congelar todas las cooperaciones estructurales con Alemania".

El partido, sin embargo, ha flexibilizado considerablemente su postura en los últimos dos años. El actual líder formal de la agrupación, Jordan Bardella, prometió en febrero pasado que "No habrá ninguna salida del mando militar integrado de la OTAN mientras dure" el conflicto ucraniano.

Un experto en temas militares habló a Euractiv y confirmó que "existe el riesgo" de que la extrema derecha pueda trabajar hacia una salida "suave y sutil". Michel Duclos, quien se desempeña como asesor especial del grupo de expertos Institut Montaigne, hipotetizó: "Las tropas que Francia envía a la OTAN podrían ser de rango inferior. Francia también podría enviar menos tropas".

Estas proyecciones no significan que el gobierno de Agrupación Nacional abandone la Alianza Atlántica inmediatamente después de asumir el cargo. "La OTAN no es un aspecto fundamental de la política de la AN", sostuvo Duclos.

Incluso, si el movimiento de Marine Le Pen no consigue una mayoría para formar el futuro Gobierno, y solo tendrá voz en la mesa de diálogo para su formación o actuará como una fuerte minoría capaz de bloquear decisiones en el Parlamento, las posiciones de Francia dentro de la Alianza no serán las mismas que bajo el liderazgo de Macron, concluyó la publicación.