Imagen
© Desconocido
El canciller argentino, Héctor Timerman
El canciller argentino Héctor Timerman denunció este viernes la militarización del Atlántico Sur, región que "es el último refugio de un imperio en decadencia", en referencia a Gran Bretaña y la colonización que mantiene sobre las Islas Malvinas.

En una conferencia de prensa desde Nueva York, el ministro se refirió al fuerte despliegue militar que Reino Unido lleva adelante en la zona, información que fue suministrada por el gobierno argentino a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Timerman agregó que Gran Bretaña no cumple con el tratado de Tlatelolco, que prohíbe las armas nucleares en Latinoamérica, ya que envió un submarino con capacidad nuclear a la zona de Malvinas.

"El Atlántico Sur es, tal vez, el último refugio de un imperio en decadencia. Es el último océano que controlan desde Gran Bretaña", expresó el canciller argentino.

Timerman detalló que en las Islas Malvinas, Reino Unido mantiene un submarino nuclear Vanguard, aviones de guerra Typhoon 2 y una extensa red de comunicaciones, en una territorio que apenas tiene 2.500 habitantes.

El canciller señaló que la capacidad militar de Gran Bretaña, desde Malvinas, cubre la totalidad de Argentina y Uruguay, la mitad de Chile y el sur de Brasil.

Timerman reveló que desde las seis bases militares que Reino Unido mantienen en la zona, las fuerzas inglesas "controlan no solamente todo el tráfico de ingreso al Atlántico Sur, sino todo el tráfico marítimo y aéreo que hay entre América del Sur y África. A su vez, controlan el acceso al Océano Pacífico y al Océano Índico".

Desde las islas Malvinas, Reino Unido también tiene capacidad de control de "todo lo que sucede en el Amazona, la costa oriental Sudamericana y la costa occidental africana".

El canciller argentino señaló que Gran Bretaña trasladó a la zona el submarino Vanguard, con capacidad para trasladar armamento nuclear, situación que Argentina denunció por los "canales diplomáticos", al igual que otras naciones de la región.

"Hasta el día de hoy, Gran Bretaña se reusa a decir sí o no. La información que tiene Argentina es que ellos han introducido armas nucleares", destacó.

Timerman recordó que en 2003, un agente de inteligencia declaró en medios periodísticos que Reino Unido había introducido en el Atlántico Sur material nuclear.

"En un momento en que transfirieron de un barco a otro barco (el armamento), tuvieron un accidente por el cual se corrió riesgo de una propagación nuclear en la zona. Recién en 2003 reconocieron que habían intentado ingresar armas nucleares al Atlántico Sur. No es la primera vez que esta denuncia ocurre", aseveró el canciller.

Timerman también explicó que en Malvinas opera un avión Thypoon 2, utilizado en las invasiones militares a Afganistán, Irak y Libia.

Esto sucede "sin que haya en Sudamérica situaciones que se asemejan a las de esos países", alertó.

Este tipo de avión tiene capacidad de llegar hasta el centro de Argentina y recargar combustible en el aire, además de tener un poder de fuego de 500 kilómetros, según detalló el ministro.

A su vez, refirió que en Gran Bretaña estableció en Malvinas un sistema de comunicaciones entre "los más grande en su tipo", que permite la "vigilancia, control marítimo y aéreo" de grandes zonas de América del Sur.

Timerman sostuvo que en las islas fue instalado "un radar de última generación" que "integra un sistema global que permite la comunicación permanente con Estados Unidos, Japón, Francia, y Canadá".