La ola de calor en EE.UU.
© Desconocido
Paseantes con paraguas para protegerse del sol en Washington.
Al menos 42 personas murieron en una ola de calor en una decena de estados de Estados Unidos desde el medio oeste hasta la costa del Atlántico.

Las temperaturas, que marcaron récords históricos en numerosos lugares el viernes y el sábado, dejaron cosechas marchitas y carreteras y ferrocarriles deformados.

Se espera que este domingo se refresque el ambiente, aunque se teme que fuertes tormentas sigan a la ola de calor.

Muchas casas en la región afectada se encuentran sin electricidad como consecuencia de una tormenta acaecida hace una semana.

Según los medios locales, muchas de las víctimas mortales fueron personas mayores que no pudieron salir de sus casas y que se habían quedado sin aire acondicionado a causa de los cortes eléctricos.

En Chicago se culpó al calor de al menos 10 muertes y al menos otras 10 víctimas se reportaron en Virginia y Maryland. También hubo fallecimientos relacionados con este fenómeno en Wisconsin, Ohio, Pennsylvania y Tennessee.