El Gobierno de Estados Unidos recortaría esta semana otro 15% a su pronóstico para este año de la cosecha del maíz, diezmado por la sequía, elevando la preocupación en naciones como China e India que tratan de reducir su inflación.

Barack Obama
© Vanguardia-AP
Alerta. El presidente Barack Obama pidió ayer al Congreso aprobar un proyecto para apoyar a los agricultores.
Una combinación de bajos cultivos de arroz y trigo y problemas de producción para el maíz y la soja llevó a una crisis alimenticia en el 2008 que provocó disturbios en casi 30 países.

En su primer informe basado en sondeos en la zona central estadounidense, el Departamento de Agricultura (USDA) confirmó los reportes de que la peor sequía desde 1998 ha devastado los mayores campos de maíz del mundo, extendiendo un periodo de inventarios muy bajos a un tercer año.

Probablemente también recortará su estimado para la producción de soja en un 8%, reduciendo los inventarios domésticos a su nivel más bajo en 32 años desde que hay registro.

De hecho, ayer el presidente Barack Obama dijo que la sequía está afectando duramente a la zona productora de granos e instó al Congreso a aprobar un proyecto agrícola que ofrecería más ayuda a los agricultores y ganaderos.

"Estamos viendo sequías devastadoras a lo largo del país. Esta es una sequía histórica y está teniendo un profundo impacto en los agricultores y ganaderos en muchos estados", dijo Obama, tras una reunión con miembros del Consejo Rural de la Casa Blanca.

Casi dos tercios de Estados Unidos se encuentra en situación de sequía moderada o excepcional, la peor desde 1956.

Si bien podría haber tiempo para que las recientes lluvias revivan algunos de esos cultivos, los campos de maíz han desaparecido, dejando pocas esperanzas para que se enfríen los elevados precios, casi en récord.

Los problemas están amenazando con multiplicarse: una sequía en el este de Europa atenuó las perspectivas de la cosecha de trigo en los principales países exportadores de granos, incluyendo a Rusia y Kazajistán, mientras que un débil monzón en India amenaza las cosechas en esa nación, aumentando los desafíos para las autoridades del mundo.

Hay buenas razones para estar preocupado. Los futuros del maíz en la Bolsa de Chicago han trepado más de un 50% en los últimos dos meses, y se comercializaban el martes apenas por debajo de un récord.

15% menos cosecha de maíz, recorte hecho por el Departamento de Agricultura de EU.