En Argentina se produjeron 22.369 despidos y suspensiones durante el primer semestre del 2017, principalmente en el sector privado, informó el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) en un informe.
© Sott.net
A no confundirse, Macri es el ejecutor de un plan, un peón que trae muerte, dolor, y miseria
"Entre el 1 de enero de 2017 y el 30 de junio de 2017 se contabilizan 22.369 despidos y suspensiones", sostuvo la entidad no gubernamental. En el sector privado se registraron 20.423 despidos y suspensiones de los cuales el 70% se concentran en la industria.

"En este último período toman dinamismo los despidos vinculados a los servicios, que pasan de representar el 23% en el primer trimestre al 36% en el segundo trimestre", señaló el estudio.

Uno de cada cuatro expulsiones entre abril y junio se debe al cierre de empresas o fábricas, un porcentaje que sube de uno a tres en el caso del segmento industrial.

El relevamiento también cifra en 264.143 el número de personas que perdieron su trabajo o fueron suspendidas desde diciembre de 2015. De esa cantidad, 76.526 empleos corresponden al sector público y 187.617, al privado. Durante 2017 se produjeron en promedio 3.728 despidos y suspensiones mensuales.

Contraste con cifras oficiales

El informe realizado por el CEPA se asienta en datos oficiales, denuncias sindicales y publicaciones periodísticas. Por otra parte, el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) del Ministerio de Trabajo daba cuenta en abril de 12,1 millones de trabajadores registrados, lo que representa un aumento del 1,2 por ciento en relación al mismo mes de 2016 (138.000 empleados más).

Pero el número de empleos en el sector privado entre noviembre de 2015 y abril de 2017 se redujo en 52.900, de acuerdo al propio SIPA. "La única generación de empleo privado que existe es estrictamente estacional, vinculada a momentos puntuales, como por ejemplo, el turismo en enero y febrero, cuando hay vacaciones", explicó a Sputnik el director de CEPA, Hernán Letcher.

El pasado 31 de mayo, el jefe de gabinete, Marcos Peña, aseguró que la cifra de empleos generados durante la actual gestión del Gobierno de Mauricio Macri había sido "récord" tras "años de estancamiento y precarización laboral". El funcionario no aludió "al fenomenal aumento de trabajadores monotributistas (autónomos)" que explicaba "la inflación en las estadísticas, y no la creación de puestos", sostuvo CEPA.

Entre marzo y abril de 2017, el SIPA reconoce 50.600 asalariados menos en el rubro privado. "En la serie de empleo registrado en abril, el propio Gobierno computa 50.600 puestos de trabajo perdidos", confirmó Letcher, "pero cuando se examinan esto en términos desestacionalizados, uno observa que está planchada la variación de empleo, porque esos empleos que se habían generado, desaparecieron al pasar la temporada".

En abril, 23.200 personas encontraron trabajo en el sector público, a lo que se suman 4.300 asalariados nuevos en casas particulares, y 3.600 autónomos que se incorporaron al monotributo.

Por último, el sector industrial no demuestra mejoras desde que asumió el actual Gobierno en diciembre de 2015, observó Letcher.

Entre noviembre de 2015 y abril de 2017, se eliminaron 54.600 empleos en la industria manufacturera, reconoce el SIPA, de acuerdo a los datos desestacionalizados ofrecidos la Administración Federal de Ingresos Públicos.