La erupción del volcán Kilauea, de Hawaii que comenzó a escupir lava hace más de un mes, provocó un temblor de 5,2 grados de magnitud en la escala de Richter, según el Servicio Geológico estadounidense (USGS, por sus siglas en inglés).
La erupción del volcán Kilauea (Foto: Reuters)
© Reuters
La erupción del volcán Kilauea.
El terremoto se registró a muy poca profundidad, solo mil 100 metros, y su epicentro se ubicó a cinco kilómetros del volcán Kilauea, en la mayor isla del archipiélago de Hawaii.

La ciudad más cercana al epicentro es Hawaiian Paradise Park, con más de 11 mil 400 habitantes, que ya ha sufrido los efectos de la erupción del volcán con evacuaciones y carreteras cortadas.

Las siguientes ciudades en cercanía son Hilo, ubicada a 40,9 kilómetros y con 43.263 residentes; seguida por Kailua-Kona, a una distancia de 79 kilómetros; y Honolulú, la capital de Hawaii, que está en una isla distinta a donde se produjo el temblor.

El volcán Kilauea entró en erupción por primera vez el pasado 3 de mayo tras varios días de registrarse terremotos de magnitud 5,0 grados en la zona.

Este mes, el Servicio Geológico de Estados Unidos informó de que el flujo del volcán sigue siendo muy activo y que no hay forma de saber cuándo terminará la erupción ni si se abrirán más respiraderos.

El calibre de las sucesivas erupciones del Kilauea desde comienzos de mayo es tal que la lava negra que ha cubierto en las últimas semanas grandes partes de la isla puede apreciarse desde el espacio, según puede verse en imágenes distribuidas por la Agencia Espacial estadounidense (NASA).
lava kilauea volcán
© Ricky Arnold/NASA/Twitter
El resplandor de la lava del volcán Kilauea en erupción en Hawái brilla con una naranja espeluznante en esta foto nocturna tomada por el astronauta de la NASA Ricky Arnold en la Estación Espacial Internacional el 20 de junio de 2018.

Equipo de rescate atiende a 300 animales por la erupción en Guatemala

En más información, equipo de Rescate de Animales de Humane Society International (HSI) ha atendido en Guatemala a unos 300 animales que se han visto afectados por la erupción del Volcán de Fuego, que se ha cobrado la vida de unas 112 personas.

Perros, gatos o cabras son algunos de los seres vivos atendidos por un grupo de veterinarios y expertos de esta organización, que informó de los resultados preliminares alcanzados en el país centroamericano.

El equipo desplegado en Guatemala busca proporcionar tratamientos de emergencia a perros, gatos, gallinas, caballos y otros animales afectados por la explosión del volcán, la mayor de los últimos años, pero también traen medicamentos y vacunas, equipo quirúrgico y otros
suministros, además de asistir con refugio y comida.

Todo para atender a los animales enfermos, heridos, perdidos y abandonados por esta tragedia, sobre todo en las áreas más afectadas de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, donde han encontrado, por ejemplo, caballos con "devastadoras quemaduras" por la ceniza caliente.

Fuera de esta zona, también brindan ayuda veterinaria a todo animal que se encuentren, como a un perro que llamaron "Canelo" y que encontraron "colapsado" en la carretera rumbo a Escuintla pero que ahora se está recuperando.

Algunos de los animales más afectados son aquellos que han quedado hambrientos o sin refugio después de que sus dueños resultaron heridos o evacuados.

Claudia Edwards, de la oficina de HSI México y quien encabeza el Equipo de Rescate de Animales en Guatemala, dijo que están trabajando en el "corazón de la zona de desastre, ayudando a los animales, curando y cosiendo sus heridas y tratando problemas respiratorios, quemaduras de lava y de ceniza caliente y proporcionando medicamentos vitales".
"Es realmente angustioso ser testigo de este escenario, pero en medio de esta devastación y peligro estamos muy agradecidos de que nuestro equipo pueda estar aquí salvando las mascotas y otros animales (...). Recibir ayuda veterinaria puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, así que tratamos a todos cuanto podemos", resumió.
La erupción del 3 de junio del Volcán de Fuego ha dejado 112 muertos, 55 personas heridas, casi 200 personas desaparecidas y más
de 1,7 millones de guatemaltecos damnificados.