¿Listos para el último episodio de propaganda belicista para justificar un ataque contra Siria? El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (OHCHR) publicó un reporte donde deja en claro que "fuerzas pro-gubernamentales" de Siria cometen crímenes de guerra atroces, asesinando a civiles y utilizando armas químicas prohibidas.

El problema es que las pocas fuentes que otorgan son conocidas por su asociación con los terroristas que en repetidas ocasiones han sido expuestos por proporcionar información falsa con el fin de instigar un ataque de Occidente.

medios reporte ONU Siria
Como suele suceder en todas las entregas de esta fastidiosa saga de mentiras, los principales medios de comunicación no tardaron en publicar artículos con titulares escandalosos y faltos de crítica. Fox News, por ejemplo publica el titular: "Un informe de la ONU condena al régimen sirio y a las milicias por llevar a cabo ataques con cloro y cometer crímenes de guerra":
Una comisión de la ONU encargada de investigar las batallas en Siria ha acusado al régimen de Assad y a las milicias afiliadas de cometer crímenes de guerra al publicar el miércoles un informe condenatorio que destaca las atrocidades que han "desplazado colectivamente a más de un millón de hombres, mujeres y niños".
The Independent, por su parte, no pierde la oportunidad de asustarnos al sugerir que podría ocurrir una nueva masacre muy pronto: "El gobierno sirio ha vuelto a cometer el crimen de guerra de utilizar armas químicas, dice la ONU - y advierte contra la 'masacre' de Idlib". Inicia su reporte mencionando a las "fuerzas leales al presidente Bashar al-Assad". Esto es consistente con todo el reporte, que se refiere mayoritariamente a las que califica como "fuerzas pro-gubernamentales", sin dar detalles acerca de cuáles son ésas específicamente.

Otros titulares son más escandalosos, como el de The Tower, que dice "La ONU confirma 33 ataques químicos, que constituyen crímenes de guerra, por parte del régimen sirio desde 2013". Hasta ahora no hemos encontrado medio que mencione las dudosas fuentes utilizadas en las "investigaciones" referentes a los supuestos ataques químicos.

El documento se dice basado en 402 entrevistas que se realizaron en la región y en Ginebra, además de la revisión de fotografías, imágenes satelitales, registros mediáticos y reportes previos de la misma ONU. Pero ninguna de esta "evidencia" aparece en el reporte para su verificación. En los casos en los que sí hace referencia a alguna publicación previa de la ONU, pone en evidencia la poca fiabilidad de sus fuentes.

Un reporte tendencioso

Casi al comienzo, se insinúa que las investigaciones se ven dificultadas porque el gobierno sirio bloquea el acceso a las organizaciones encargadas de llevarlas a cabo. Esto es mentira, ya que el gobierno ha invitado a que se realicen las investigaciones debidas en numerosas ocasiones: El siguiente párrafo nos da una idea del sesgo particular de este documento en referencia a los sucesos del pasado abril:
El mes de abril se caracterizó por la adopción del Decreto Presidencial No. 10 (véase párr. 91 abajo), lo que despertó el temor entre los refugiados y los desplazados internos de que la ley pudiera legitimar la confiscación por el Estado de los bienes de personas en situación de ausencia. El período también fue testigo del aumento de las tensiones internacionales después de que los Estados Unidos de América, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y Francia lanzaran ataques en la República Árabe Siria el 13 de abril, tras un presunto ataque químico en Duma.
Es decir, la mayor preocupación del mes de abril es una regulación interna siria que podría o no resultar en la toma propiedades de ciudadanos ausentes, mientras que el bombardeo con más de 100 misiles contra el país soberano por parte de países occidentales, sin pruebas concluyentes de un ataque químico utilizado como justificación, es secundario.

Continuando con la cronología, se afirma que un enviado especial, Idriss Jazairy, fue invitado a Damasco en mayo. Jazairy llegó a la conclusión de que las sanciones estaban exacerbando el sufrimiento de los sirios debido a que afectan el acceso a la ayuda humanitaria. Esto es importante, porque luego mencionan varios ejemplos del sufrimiento del pueblo sirio sin hacer mención a cómo los mismos están relacionados a las sanciones impuestas por Occidente, que impiden el acceso de equipos médicos y otros bienes necesarios.

Más adelante, el reporte menciona el supuesto proceso iniciado en junio por Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria, en el que se intentaba "establecer un puente" entre los garantes del proceso de Astaná y el llamado "grupo pequeño" liderado por EE.UU. No hay mención acerca del curioso dato de que este "pequeño grupo" tenía planes muy específicos para Siria, como lo reveló un cable de la inteligencia británica al respecto, donde se descubre que tenían órdenes muy específicas para Staffan de Mistura:
En este documento de cinco páginas, él revela los detalles de la "estrategia occidental" en Siria: la partición del país, el sabotaje de Sochi, la configuración de Turquía y las instrucciones al representante especial de la ONU Staffan de Mistura, que dirige las negociaciones de Ginebra.
{...}

Los comentarios finales de este documento dicen mucho sobre el futuro de la estrategia occidental en Siria. Las tres conclusiones clave subrayan "una verdadera reafirmación del liderazgo estadounidense tras bambalinas...". La segunda perspectiva es "mantener la presión sobre Rusia, aunque Rusia [sic - probablemente debería decir EE.UU.] no pueda convencer a Moscú de que abandone el régimen como esperábamos". En este sentido, "debemos seguir denunciando -lo que ya estamos haciendo- la horrible situación humanitaria y la complicidad rusa en la campaña de bombardeo de objetivos civiles".{...}
¡Que extraña coincidencia! "Denunciar la horrible situación humanitaria y la complicidad rusa en la campaña de bombardeo contra civiles" es precisamente lo que hace este informe del OHCHR. Todo parece seguir el plan en que la ONU, la organización creada para velar por la paz entre las naciones del mundo, se hace cómplice de quienes buscan instigar la guerra.

Veamos a continuación algunos de los supuestos crímenes del gobierno sirio.

Ataques en Makramiyah y Zafarana

Aquí es donde el reporte se vuelve fantástico y nos sorprende con sus fuentes asociadas al terrorismo.

El documento asegura que el 8 de abril, hubo un ataque de "fuerzas pro-gubernamentales" en una ruta cercana al pueblo Makramiyah donde murieron varios civiles. El único reporte de un ataque cerca de este pueblo se encuentra en LiveLeak, que da las fechas del 29 y 30 de abril, por lo que en realidad podría tratarse de otro ataque. Además, no se proporcionan detalles acerca del evento, ni las fuentes de los videos y traducciones de lo que se escucha en los mismos. ¿Por que el OHCHR no ofrece más datos sobre dicho ataque?

Luego informa que el 23 de abril estas mismas "fuerzas pro-gubernamentales" bombardearon un sitio de acogida para personas desplazadas a 4 km de Zafarana. Mediante una búsqueda en Google, el único reporte al respecto cita una fuente de Twitter:


En todo el hilo de reportes de varios días de combate en la zona, no hay mención sobre bajas civiles. Por el contrario, se confirma que los ataques fueron realizados en zonas sin alta densidad de población. También se mencionan bajas entre los terroristas y las fuerzas "pro-Assad". Está de más repetir que el OHCHR tiene la responsabilidad de proporcionar referencias verificables sobre tales ataques y las supuestas bajas civiles.

Fuentes dudosas: UOSSM, SNHR y el MEK

Según el informe, el 29 de abril las fuerzas pro-gubernamentales bombardearon un hospital quirúrgico en Zafarana que era sostenido por la Unión de Organizaciones de Atención Médica y Socorro, conocida por sus siglas UOSSM y de la cual ya hemos hablado en otros artículos.
"Según su página web, la UOSSM imparte cursos de formación médica "dirigidos por el profesor Pitti de Francia, antiguo asesor médico de la OTAN". Se enorgullece de haber entrenado a los infames Cascos Blancos y coopera con la SAMS, mencionada anteriormente. El propio Dr. Tayara no ha hecho ningún esfuerzo por ocultar su lealtad. Ha afirmado en el pasado que los rusos han bombardeado hospitales en Siria, una acusación dudosa a lo sumo que Rusia ha negado al señalar que algunos de los supuestos hospitales bombardeados ni siquiera existían. Actualmente está informando desde Turquía, pero eso no le impide describir a Duma como si pudiera verla desde su ubicación..." (Fuente)

Vanessa Beeley - Abril 2017. Dentro del hospital M10 con Pierre Le Corf, quien explica la presencia de la UOSSM y la SAMS dentro de un hospital que había sido tomado por el Frente Nusra, durante la ocupación terrorista del este de Alepo durante casi cinco años.
Eva Bartlett también reporta (desde Siria) cómo los mismos terroristas atacan hospitales para culpar a las fuerzas "pro-gubernamentales", mientras que los medios corporativos occidentales repiten los datos falsos.

Una vez más, el OHCHR no incluye ninguna referencia para verificar las declaraciones de su informe sobre este acontecimiento; pero con una búsqueda rápida encontramos un reporte de la organización Syrian Network for Human Rights (SNHR).

Esta organización está dirigida por Fadel Abdul Ghani, un personaje que parece haber surgido de la nada durante el conflicto sirio y que no tiene un historial asociado a los derechos humanos antes de convertirse en director de la SNHR. Como ocurre con la organización propagandística conocida como Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, el jefe de la SNHR no opera desde Siria, sino desde Londres, como se ve en su cuenta de Twitter. ¡Vaya credibilidad para una organización que se jacta de ser "la principal fuente de información para las Naciones Unidas sobre todas las estadísticas relacionadas con el número de víctimas mortales en Siria"!

Por si fuera poco, Abdul Ghani está asociado al Consejo Nacional de Resistencia de Irán, otro nombre del MEK (Organización de los Muyahidines del Pueblo de Irán), considerado como un grupo terrorista, hasta que fue retirado de la lista negra por Hillary Clinton. Hemos publicado un extenso reportaje acerca de este siniestro grupo criminal que, entre otras cosas, aboga fervientemente por el derrocamiento de Bashar al-Assad en Siria: La Secta de la Muerte Terrorista MEK: Conozca a la "oposición iraní" de Washington.

Fadel Abdul Ghani y el MEK
© Sitio web del MEK
El director de la SNHR, Fadel Abdul Ghani, y la Sra. Rajavi, líder de la organización terrorista conocida como MEK.
En un artículo publicado por la página del MEK en inglés del 26 de noviembre de 2016, Fadel Abdul Ghani aparece en una foto con la líder de esta organización terrorista, en el marco de un congreso que tenía como objetivo lograr que "la resistencia siria muestre solidaridad con la resistencia iraní en su visión compartida de detener el entrometimiento en países vecinos de Medio Oriente". Es irónico que este grupo, apoyado por Occidente, justamente se esté entrometiendo en asuntos que le conciernen sólo a Siria y al pueblo sirio a través de personas como Fadel Abdul Ghani, quien proporciona excusas para la intervención extranjera en el país.

Creen que mientras se mantenga a al-Assad en el poder, "no habrá esperanzas para la paz en Siria" y que, si bien Daesh (el Estado Islámico o ISIS) es completamente rechazado por la población siria, su principal preocupación es Irán. En otras palabras, no están interesados en el grupo terrorista que masacra, tortura, esclaviza y hostiga al pueblo sirio, sino en frenar a Irán, que está ayudando a derrotar a dichos terroristas.

Al-Rastan, Guta Oriental y Yarmouk

Otro ataque en el que las "fuerzas pro-gubernamentales" cometieron crímenes de guerra, según el reporte, sucedió el 30 de abril, contra una instalación médica en al-Rastan. Una vez más, no hay referencias verificables de dicho evento y lo poco que uno encuentra en Internet y Twitter solamente menciona el bombardeo; nada acerca de la instalación médica ni de quién precisamente realizó los ataques. Lo que sí encontramos es que después de esas campañas se encontraron armas de fabricación extranjera abandonadas por los terroristas derrotados: Por enésima vez: Hallan armas de la OTAN en territorios sirios liberados de terroristas. ¿Por qué el OHCHR no hace mención de este hecho tan significativo?

El reporte continúa:
Durante el período que se examina, las fuerzas progubernamentales siguieron sitiando los campamentos de Guta oriental y Yarmouk. Se llevaron a cabo una serie de ataques ilícitos contra ambos lugares, caracterizados por una intensificación de las ofensivas aéreas y terrestres para retomar las zonas. Para recuperar la parte oriental de Guta en abril, las fuerzas gubernamentales lanzaron numerosos ataques indiscriminados en zonas civiles densamente pobladas, que incluyeron el uso de armas químicas.
Esta vez sí ofrece una referencia para sus declaraciones: otro informe del mismo OHCHR (A/HRC/38/CRP.3) que, a su vez, cita un reporte del sitio ReliefWeb, también suyo. En ninguna de las fuentes citadas se brindan datos concluyentes acerca del uso de armas químicas por el gobierno sirio, ni de ataques de su parte contra la población civil. La principal referencia proporcionada por el OHCHR es una imagen donde enumera los ataques químicos desde el inicio del conflicto, sin ninguna mención de que hayan sido realmente perpetrados por el Ejército Sirio.

OPAQ: Siria descartó sus armas químicas

La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) ha confirmado que Siria se deshizo del programa bajo los auspicios de la misma organización. ¿Cómo es posible que el gobierno carezca de armas químicas y realice ataques con armas químicas simultáneamente? Estas dos organizaciones deberían conversar más entre sí para no quedar en ridículo.

Pero veamos la única acusación del OHCHR sobre un ataque del gobierno sirio con armas químicas para el cual sí proporciona "evidencia". Según informa, el 4 de febrero, unos "helicópteros del gobierno lanzaron por lo menos dos cilindros con cloro en el área de Taleel en Saraqeb". Como referencia sobre las investigaciones de dicho ataque, incluye un enlace a un documento de PDF de la OPAQ, en el cual: 1) no se concluye que el gobierno sirio haya sido responsable de dicho evento; 2) se utiliza información dudosa proporcionada por organizaciones asociadas a grupos terroristas en Siria.

El informe de la OPAQ afirma que no pudieron ingresar al lugar y por ende, toda su investigación se basó en los datos de (¡sorpresa!) la "Defensa Civil Siria", más bien conocida como los infames Cascos Blancos y la SAMS, financiada por la USAID, y que cuenta con su propia historia de amor con terroristas, como puede leer detalladamente aquí. En este reporte también se declara que "no se tomaron muestras biomédicas" y "no había suficiente información y pruebas para que el FFM pudiera extraer conclusiones adicionales sobre estos productos químicos en esta fase".

¿Y los verdaderos terroristas?

Continuando con el reciente reporte del OHCHR, el mismo hace mención a algunas denuncias por parte de los civiles con respecto al hostigamiento por parte de las "fuerzas armadas", como llaman a los terroristas de grupos como Hay'at Tahrir al-Sham que ahora operan en Idlib. Los autores del informe afirman que "estas alegaciones están siendo investigadas", con lo que dejan claro que cuando se trata de los crímenes cometidos por terroristas de Al Qaeda, se debe investigar; pero si se trata de las fuerzas pro-gubernamentales, no tienen problema en escribir extensos párrafos de supuestos crímenes sin proporcionar ninguna evidencia creíble. La realidad parece estar de cabeza estos días.

También se hace referencia a crímenes cometidos por Turquía y se incluye una pequeña mención al ataque de EE.UU. en al-Raqqa, que resultó en una masacre y en la devastación completa de la ciudad. Pero de eso no se habla en la prensa. Los ataques de los terroristas contra los civiles son tan poco importantes para el OHCHR que quedaron relegados al anexo.

Conclusión

El reporte incluye más ataques en los que las fuerzas pro-gubernamentales en Siria supuestamente han cometido crímenes de guerra, pero al estar plagado de información poco confiable, proveniente de terroristas que se hacen pasar por socorristas y "organizaciones humanitarias" asociadas a grupos terroristas, no puede ser considerado como un documento serio.

Si la ONU está tan dispuesta a recibir información de grupos terroristas, pero se niega a incluir otros informes de testigos y periodistas sobre el terreno y entrevistas grabadas, fácilmente accesibles, referentes por ejemplo al supuesto ataque químico en Duma, ¿no sería lógico concluir que esta organización está lejos de ser objetiva? Podrían al menos mencionar la otra cara de la moneda, aunque no estuvieran de acuerdo, si acaso para no mostrar su sesgo e ignorancia de lo que está pasando en Siria o, peor aún, verse como facilitadores de la agresión internacional en contra del país. Este reporte se publica justo en un momento crítico en el que EE.UU. requiere una campaña de propaganda masiva para lanzar otro ataque contra Siria y frustrar de ese modo la victoria contra el terrorismo.

Es lamentable que cuando Siria está a punto de vencer en su verdadera guerra contra el terror, gracias al apoyo de Rusia, Irán y Hezbolá, Occidente busca a toda costa evitar que lo haga, aumentando así el sufrimiento del pueblo sirio y deshonrando asquerosamente a los combatientes que arriesgan su vida en el campo de batalla y a un pueblo que resiste a pesar de siete años de una guerra patrocinada por Occidente mismo.