Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Un vídeo fascinante captura una tormenta en forma de nube de hongos que arrojó granizo localizado y lluvia a través de una franja de Calgary.
Microburst
© National Weather Service
Según el Servicio Meteorológico Nacional, las microrráfagas ocurren cuando una tormenta eléctrica comienza a suspender las gotas de agua y el granizo en una corriente ascendente. A veces pueden llevar a daños extremos.
En un vídeo de cámara rápida, la célula de la tormenta, llamada "microráfaga", se muestra girando por el cielo, con su penacho cilíndrico de precipitaciones que se eleva y se conecta con las nubes para formar lo que algunos podrían haber confundido con un tornado.


Según el Servicio Meteorológico Nacional, las microrráfagas ocurren cuando una tormenta eléctrica comienza a suspender gotas de agua y granizo en una corriente ascendente.

A veces, si la corriente ascendente es lo suficientemente fuerte, grandes cantidades de precipitación quedan atrapadas en la parte superior de la tormenta.

Sin embargo, a medida que la corriente de aire se disipa y la tormenta se desplaza, las gotas y el granizo se liberan, desatando un diluvio de partículas de lluvia y hielo en el suelo.

En algunos casos, estos tipos de tormentas pueden provocar daños extremos en las zonas en las que caen.

Además de las fuertes precipitaciones, las tormentas también pueden desencadenar vientos de hasta 100 mph, razón por la cual el Servicio Meteorológico Nacional dice que la tormenta debe ser tomada tan en serio como las alertas de tornados.

Lea el artículo completo en inglés aquí