Al menos nueve personas murieron a causa de los tifones Faxai y Lingling que golpean Japón y la península de Corea, respectivamente.
High waves batter a beach in the South Korean port city of Busan
© AFP
Olas altas azotan una playa en la ciudad portuaria surcoreana de Busan el sábado.
El tifón Faxai, con vientos que superan los 200 kilómetros por hora junto con el desbordamiento de ríos, obligó a cancelar más de 130 vuelos en el aeropuerto de Tokio y a cerrar varias líneas de tren. Medios locales indicaron que una mujer de unos 50 años de edad murió, mientras que 40 personas resultaron heridas en el territorio japonés.
"El tifón Faxai tocó tierra cerca de la ciudad de Chiba poco antes de las cinco de la mañana del domingo, hora local, como uno de los tifones más fuertes registrados en la región de Kanto, en el este de Japón". Agencia Meteorológica japonesa.
Según reportes del diario inglés The Chosun Ilbo, con sede en Seúl, Corea del Norte fue golpeada por una de las peores tormentas este sábado: el tifón Lingling, que causó la muerte de cinco personas muertas y dejó otras tres heridas.


Antes de tocar tierra norcoreana, el tifón Lingling dejó tres muertos y 13 heridos en Corea del Sur, así como cientos de vuelos cancelados y apagones que afectaron unos 160.000 hogares.