Traducido por el equipo de Sott.net en español

(Australia) - Brisbane se ha hecho cargo de un empapamiento muy necesario de una tormenta salvaje que provocó inundaciones repentinas y dejó miles de hogares sin electricidad.
Brisbane flash floods
© Nine
Algunas calles de Brisbane se convirtieron en ríos cuando casi 135 mm de lluvia fueron arrojados en el este de la ciudad.
Más de 100 mm de lluvia en poco más de una hora fueron vertidos en la capital de Queensland el miércoles por la noche.

Brisbane registró una de las precipitaciones totales de 24 horas más altas en dos décadas, la cantidad equivalente a lo que Brisbane había visto en los seis meses anteriores.

Lea el artículo completo en inglés aquí