Sobre las once de la noche el río Híjar iba transformándose en un mar. La incesante lluvia aumentaba el caudal hasta su máximo histórico, 3,59 metros. Y así llegó lo nunca visto en Reinosa (Cantabria).
The flooding hit the town of Reinosa in Cantabria and has been described by residents as the worst in history

La inundación afectó a la localidad cántabra de Reinosa y ha sido calificada por sus habitantes como la peor de la historia.
Los coches flotaban por la calle Mayor. Los vecinos sufrían en casa una noche de nervios. Y a los que les pilló en la calle buscaron refugio desesperadamente.


En la avenida La Naval una veintena de personas quedaron atrapadas en sus casas y otras cuatro tuvieron que ser rescatadas, entre ellas este bebé. Por la mañana, es el barro, el que inunda las calles, las casas o los comercios. Las lágrimas son inevitables para los que lo han perdido todo. El presidente de Cantabria visitaba la localidad para mostrarnos el nivel de la tragedia.