Kirsty Jubb "manipuló y preparó a sus víctimas", según la Policía. Fue sentenciada a cuatro años y medio de prisión.
child
© Pixabay
Imagen ilustrativa.
Una mujer de la ciudad inglesa de Sheffield (Reino Unido) ha sido condenada este viernes a prisión por agredir sexualmente a un menor de edad tras seducirlo enviándole más de 80.000 mensajes de texto y un video íntimo, informan medios locales.

Kirsty Jubb, de 27 años, durante meses envió mensajes al teléfono de la víctima e incluso compartió un video de ella realizando un acto sexual antes de invitarlo a su casa en tres ocasiones. Finalmente, acabó teniendo relaciones sexuales con el menor cuando este accedió a pasar la noche con ella.

El incidente se descubrió al día siguiente, cuando los padres del niño se dieron cuenta de que no regresó a casa e hicieron una denuncia. En uno de los mensajes se descubrió que la acusada le dijo a la víctima que su familia no lo amaba. "Ella le robó su inocencia", lamentó su madre.


Además, el fiscal del caso, Ian Goldsack, dio a conocer que semanas antes de abusar sexualmente del menor, la joven también envió mensajes a otro niño. Sin justificar sus acciones, Goldsack reconoció que no todos los mensajes que se intercambiaban eran de carácter sexual, había también "de apoyo y simpatía", dijo.

Según los informes, Jubb había tenido una vida difícil y estaba "experimentando aislamiento y soledad", por lo que bebía en exceso.

La acusada se declaró culpable de dos cargos de mantener comunicación sexual con menores de edad y de tres cargos de abuso. Un juez la sentenció a cuatro años y medio de prisión, además de incluir su nombre de por vida en un registro de delincuentes.

"Jubb manipuló y preparó a sus víctimas, enviándoles mensajes sexuales y explícitos. Cuando la arrestaron y confiscaron su teléfono, encontramos evidencia de miles de mensajes", comentó el detective Lee Atkins de la Policía del condado de Yorkshire del Sur.