Traducido por el equipo de SOTT.net en español

A pesar de haber elegido a dos presidentes pro-OTAN consecutivos, el pueblo ucraniano aparentemente no está en sintonía con sus élites. Sólo el 41% quiere que la nación se una al bloque militar liderado por EEUU y el 37% prefiere permanecer no-alineado.
ukraine protest
© Sputnik
FOTO DE ARCHIVO: Participantes de la acción de protesta en el edificio del tribunal constitucional en Kíev.
Eso es según una encuesta del Instituto Internacional de Sociología de Kíev, que también descubrió que el 13% preferiría suscribirse a la alianza CTSO dominada por Rusia. Mientras tanto, el 56,6% de los ucranianos cree que su país a la larga mejorará sus relaciones con Rusia, mientras que el 30,1% piensa que las tensiones entre Kíev y Moscú persistirán a largo plazo.

Realizada en octubre, la investigación preguntó a los ucranianos en el oeste, centro, sur y este del país sobre sus opiniones sobre temas que dividen a la sociedad ucraniana. Los encuestadores también hablaron con residentes en zonas de Donbass controladas por el gobierno, pero no contactaron a personas en las secesionistas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk.

La falta de apoyo a la OTAN es un potencial desafío para el presidente Volodymyr Zelensky, quien ha presionado repetidamente por la membresía como un pilar de su política exterior. Teniendo en cuenta la probable falta de entusiasmo por la OTAN en el Donbass, abrumadoramente prorruso, es probable que los verdaderos niveles de apoyo a la alianza transatlántica estén aún más lejos de ser la mayoría. La investigación también encontró que menos de la mitad (49%) de los ucranianos desean unirse a la UE.

A pesar de la economía en apuros de Ucrania y la difícil batalla con el Covid-19, la encuesta reveló que Zelensky sigue siendo el líder de partido más popular en el país, con un 33,3% de apoyo. Le sigue el expresidente Petro Poroshenko, con un 17,3%. Sin embargo, a pesar de la popularidad personal de Zelensky, la encuesta descubrió que su partido político Servidores del Pueblo no es particularmente muy querido y quedaría tercero en unas elecciones si se realizaran hoy. Curiosamente, el partido más popular es ahora la Plataforma de la Oposición - Pro vida, generalmente considerado de inclinación moscovita.