Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Dos hombres han sido arrestados en un salón de té y librería cristiana que se ha negado a cerrar bajo las regulaciones del Covid-19.
tearoom

Los dos hombres fueron detenidos después de negarse a dar sus detalles a la policía en el Mustard Seed en Gedling, Nottinghamshire
Los propietarios de Mustard Seed en Gedling, Nottinghamshire, citaron la Carta Magna y el Derecho anglosajón como razones para permanecer abiertos.

El sábado, agentes de policía acudieron al café después de recibir informes de una reunión de "40 a 50 personas" en el café.

Los agentes arrestaron a los dos hombres por negarse a dar sus detalles cuando los oficiales intentaron multar a cada uno de ellos con 200 libras.

La policía de Nottinghamshire dijo que los agentes habían asistido a las instalaciones a las 13:45 hora local del sábado para apoyar al Ayuntamiento de Gedling "después de recibir informes de que el café seguía funcionando".

Los agentes regresaron al café en Main Road a las 16:20 y vieron que el negocio estaba "cerrado con una gran cantidad de personas dentro".

El inspector jefe Rob Shields dijo: "Dos hombres se negaron a dispersarse y se negaron a dar sus datos para que se les emitieran notificaciones de multas, por lo que fueron arrestados".

Anteriormente, la propietaria del negocio le había dicho a la BBC que no cerraría su negocio, a pesar de que se haya ordenado el cierre de negocios no esenciales en Inglaterra hasta diciembre.
common law

Un cartel en la ventana del salón recreativo hace referencia a la Carta Magna
Los letreros en el escaparate dicen que la tienda está "bajo la jurisdicción del Derecho anglosajón", y según el artículo 61 de la Carta Magna: "Tenemos derecho a participar en un desacuerdo legítimo si sentimos que nos están gobernando injustamente".

La dueña, que no quiso dar su nombre completo, dijo:
"No hago esto porque sea una rebelde. No creo que lo que estoy haciendo sea ilegal. Estoy defendiendo lo que es justo y moralmente correcto".
Añadió que no creía en las cifras del gobierno sobre las tasas de infección y de muerte.

La tienda es uno de los varios negocios que han citado la "Carta Magna" y el "Derecho anglosajón" como razones para permanecer abiertos.

Aunque el documento de 800 años de antigüedad es una parte importante de la historia legal, solo cuatro cláusulas siguen siendo relevantes, según el sitio web del Parlamento.

Estos no incluyen la cláusula 61.