El Estado solo dará dos compensaciones en enero, una de 100 dólares para quienes perdieron el trabajo en la pandemia y otra de 60 dólares para los que ganen el mínimo.
Lenin moreno
© Daniel Tapia / Reuters
Lenín Moreno en una conferencia de prensa en Quito, Ecuador, 13 de enero de 2020
El ministro de Trabajo de Ecuador, Andrés Isch, anunció este lunes que en 2021 no habrá aumento del Salario Básico Unificado (SBU) en el país sudamericano, remuneración que corresponde a 400 dólares mensuales.

De esta manera, las autoridades dejan zanjada una discusión que no pudo ser resuelta la semana pasada en el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios (CNTS), entre empresarios y organizaciones sindicales sobre el SBU para el próximo año.

Con el anuncio de este lunes, el Gobierno ha acogido la medida propuesta por los empresarios, que pedían que el SBU no fuese incrementado. Por otro lado, quedó desechada la solicitud de las centrales obreras, que en principio demandaban un aumento de 20 %, aunque luego redujeron la solicitud hasta un 5 %.

Durante el anuncio, Isch informó que una de las razones para no llevar a cabo el aumento es que se proyecta que la inflación anual a finales de 2020 será de -0,73 %, y que la del próximo año se estima en -1,01 %.

Esta es la primera vez desde que Ecuador adoptó el dólar como moneda (hace 20 años) que no hay aumento de salario en el país, cuyo monto repercute en otros beneficios que reciben los trabajadores en el año. Además, en 2020 se registró el incremento más bajo, de apenas 6 dólares.

Compensaciones

Junto al anuncio de mantener el SBU en 400 dólares, Isch también informó que el Gobierno ecuatoriano dará dos compensaciones únicas, información que fue difundida, también, por el presidente Lenín Moreno.

Se trata de 100 dólares que serán otorgados a quienes perdieron su empleo durante la pandemia del coronavirus y aún no lo han recuperado; y 60 dólares para las personas que ganen el SBU mensual.


Comentario: Este es el resultado de adoptar medidas sin sentido para "proteger" a la población de un sinsentido, la ruina económica para los más vulnerables, la pobreza y todos los peligros que esto genera.


"La idea es ayudar a los ecuatorianos que ganan el salario básico, tener un equivalente al incremento adicional. Y dar un alivio a quienes perdieron su trabajo durante la pandemia y no han podido recuperar y un incentivo a la informalidad", dijo el ministro.

Estos montos se darán por única vez. Isch dijo que será en el primer trimestre de 2021, mientras que el mandatario especificó que se hará en enero.