El fenómeno atmosférico provocó problemas con el tráfico por carreteras, la suspensión del tren bala y la cancelación de al menos 108 vuelos locales.
Tifon Japon Shizouka
© EFE
El octavo tifón de la temporada también ha dejado cortes de electricidad en miles de viviendas y al menos cinco casas aisladas.
La prefectura de la ciudad japonesa de Shizuoka, ubicada en el centro-sur de ese país, ordenó este domingo la evacuación de más de 72.000 habitantes con motivo de la llegada del tifón Meari.

La Agencia Meteorológica de Japón (AMJ) informó que la tormenta tropical pasó por ese territorio con una velocidad de 20 kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos de 72 kilómetros, provocando fuertes precipitaciones y oleaje intenso.

Asimismo, las autoridades han notificado la ocurrencia de deslaves de tierra en zonas de la península de Izu, muy cerca de Tokio (capital), que han dejado las casas rodeadas de barro, y se contabilizan otras cinco totalmente aisladas.

Algunas calles de Shizuoka resultaron inundadas ante la intensidad de las lluvias, causando problemas con el tráfico de vehículos por carreteras, la suspensión del tren bala Toakido que comunica Shizuoka y Kakegawa, y la cancelación de al menos 108 vuelos locales en los aeropuertos de Shizuoka, Hachijojima y Tokio, lo cual ha afectado a miles de viajeros.

El octavo tifón de la temporada también ha dejado cortes de electricidad en cerca de 1.200 viviendas del barrio Shimizu de Shizuoka, entretanto, otros 2.000 hogares de municipios aledaños como Kakegawa también carecen de fluido eléctrico, según indicó la compañía de electricidad Chubu Electric Power Co.

Las autoridades japonesas solicitan a los ciudadanos que no se acerquen a fuentes de agua, para evitar accidentes en caso de que los niveles se incrementen de modo repentino.

El fenómeno atmosférico Meari llegó en el momento en que Japón celebra la tradicional festividad de Obon, que se conmemora anualmente en recuerdo de los difuntos.