El estado de alarma que el Gobierno decretó por segunda vez hace más de seis meses ha finalizado en la medianoche de este domingo. Desde que estalló la crisis del coronavirus en marzo de 2020, ha estado vigente en total durante 9 meses y 21 días en toda España, 10 meses y 6 días en la Comunidad de Madrid.
Miles españoles,festejan,estado,alarma ilegal,indignan,seguidores,agenda dictatorial y terrorista covidiana
© EFE
Ambiente en la Puerta del Sol de Madrid tras el fin del estado de alarma.
Y, ante tal instante, miles de personas decidieron salir a las calles para celebrarlo como si el virus también se hubiese acabado. Así, durante la madrugada de este domingo se vieron por muchos puntos de la geografía española, de Madrid a Sevilla, pasando por Granada y Barcelona hasta Zaragoza o Bilbao, imágenes de la vieja normalidad: aglomeraciones, gente sin mascarillas y botellones.


Madrid

En Madrid cientos de grupos multitudinarios de personas se han congregado esta noche en distintos puntos de la ciudad para celebrar la primera noche sin estado de alarma y sin toque de queda en la región, informa Europa Press. Desde las 00.00 horas cientos de personas en sitios como en la Puerta del Sol, Lavapiés o Malasaña donde los asistentes, muchos sin mascarilla, gritaban consignas como Alcohol, hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual' o Libertad. También, la mayoría llevaba botellas de alcohol que no trataban de ocultar.


El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, avisó ya el sábado que pondrían todos los medios para que los botellones no se produjeran con el fin del toque de queda, que constaba de un dispositivo adicional de refuerzo de 200 policías municipales.

La Policía Municipal ha realizado esta noche más de 450 intervenciones por las aglomeraciones de personas. Según ha trasladado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tras el acto conmemorativo del Día de Europa. El regidor también ha agradecido a Delegación de Gobierno su labor porque intervino la Policía Nacional en algunas ocasiones. Según ha indicado el alcalde las zonas más "problemáticas" fueron la Plaza del Dos de Mayo, las cercanías del Instituto Anatómico Forense y Wanda Metropolitano.

"Estamos en pandemia y que no haya estado de alarma no quiere decir que no haya pandemia. Hay que respetar las reglas de convivencia básicas en Madrid y es que no puede haber botellones y vamos a seguir persiguiéndolo. Pondremos los refuerzos que hagan falta", ha aseverado el alcalde. Almeida considera que "la falta de cobertura normativa y jurídica" pone a las administraciones en una situación de "debilidad" en la lucha contra la pandemia.



Comentario: Por supuesto que en poco tiempo el régimen político volverá a encarcelar a la población. Sólo necesitan un poco de bombo de terrorismo mediático-sanitario para apoyar las medidas draconianas de encierro, como ya se ha demostrado. Ya sabéis, los peligrosos experimentos inyectables de las farmacéuticas no se venden solos. No importa que con los encierros se disparen patologías de todo tipo (como las depresiones y otras enfermedades mentales), ni que se arruinen y desmiembren las familias, ni que se destruya la economía. Nada de eso importa, pues la agenda covidiana se trata del intento de control total de las élites sobre la humanidad.

Almeida considera que "la falta de cobertura normativa y jurídica" pone a las administraciones en una situación de "debilidad" en la lucha contra la pandemia": Luego del estado de alarma ilegal, quizás viene algo aún peor en España, con las autonomías de los partidos estatales imponiendo cada una sus distintas leyes en cada territorio, como si fuesen reyezuelos de taifas. Y lo más bestial de la clase política estatal, es que fuerzan así a que ya no haya más derecho y que la ley sea lo que diga en cada momento los parásitos políticos. Una auténtica locura propia de un culto:



Cataluña

También en la ciudad condal se han producido aglomeraciones para celebrar el fin del estado de alarma. El teniente de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha explicado que la Guardia Urbana, en coordinación con los Mossos d'Esquadra, ha desalojado cerca de 6.500 personas de 31 espacios distintos de la ciudad la madrugada de este domingo, la primera sin toque de queda en Cataluña.

En declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press este domingo, ha detallado que el dispositivo policial desalojó grandes concentraciones de personas en zonas como plaza Universidad, las plazas del barrio de Gràcia, Arc de Triomf o la playa de Bogatell, donde se dieron "concentraciones importantes de gente". Batlle ha alertado de que "las imágenes pueden ser preocupantes por ser actos de absoluta irresponsabilidad" protagonizados sobre todo por personas jóvenes, un colectivo que aún no ha recibido la vacuna contra el covid-19 y no goza de inmunidad ante el virus.



Sin embargo, ha dicho que espera que a lo largo de los próximos días la situación se vaya tranquilizando y ha hecho un llamamiento a la prudencia y a la responsabilidad colectiva "para que las imágenes que se han visto no se repitan en el futuro".


Comentario: Terrorismo sobre la población: "¡Tengan miedo, mucho miedo, esclavos!".


En declaraciones a Catalunya Ràdio, ha explicado que los cuatro objetivos de Mossos y Guardia Urbana ha sido garantizar las condiciones de convivencia, la seguridad viaria y seguridad ciudadana y minimizar el riesgo de contagios, siendo este último el que más se ha incumplido por parte de la ciudadanía, pues la mayoría no cumplía medidas sanitarias como llevar mascarilla o mantener la distancia de seguridad. En declaraciones a TV3 ha explicado que la prioridad de Mossos y Urbana era evitar concentraciones antes que sancionar a las personas que incumplían medidas.

Aunque ha considerado que ha sido una noche intensa con ambiente de verbena de San Juan, ha afirmado que "no ha pasado nada" que no estuviera ya contemplado por los cuerpos policiales teniendo en cuenta el fin de seis meses de toque de queda, que en Cataluña empezaba a las 22 horas. Ha afirmado que la noche ha transcurrido "sin accidentes y con algunas sanciones", ya que las personas abandonaban los espacios públicos voluntariamente con la llegada de los cuerpos policiales.


Comentario: Si las personas se fueron por la llegada de la policía, no fue voluntario.


Galicia

Agentes de los cuerpos de Policía Local de distintas ciudades gallegas han interpuesto sendas denuncias a personas que se reunieron con no convivientes después de las 1,00 horas, no utilizaron mascarillas y participaron en botellones y fiestas ilegales.

Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Galicia, durante la noche de este sábado a este domingo se observó una mayor afluencia en las calles de la comunidad y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado intervinieron en botellones y fiestas ilegales celebradas en viviendas, aunque no se produjeron incidentes de gravedad.

Fuentes municipales de A Coruña han explicado que durante la pasada noche agentes de la Policía Local de la ciudad propusieron para sanción a dos personas no convivientes por reunirse entre las 01,00 horas y las 06,00 horas, un periodo en el que los encuentros están limitados a personas que residen en el mismo domicilio. Además, actuaron del mismo modo con una persona que incumplió la obligatoriedad del uso de la mascarilla y otra que participó en un botellón.

Asimismo, el servicio de Urgencias del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) atendió a un total de 37 personas, entre ellas, una que había sufrido una intoxicación etílica y otra que había sido agredida.

En Santiago, el concejal de Seguridad, Gonzalo Muíños, ha indicado que se desmantelaron tres fiestas ilegales que se celebraban en distintas viviendas, aunque la noche transcurrió "mejor de lo esperado". Además, ha apuntado que la presencia de los agentes de la Policía Local permitió que las personas que se habían congregado en torno a las 22,30 horas en la zona de Monte de Deus abandonasen el lugar.

Así las cosas, el edil de Seguridad compostelano ha concluido que la noche fue "tranquila" y ha confiado en que esta situación se mantenga "por el bien de todos".

Castilla y León

El fin del estado de alarma ha arrancado en Castilla y León con numerosos "y previsibles" botellones, más de medio centenar de denuncias por ruidos provocadas por fiestas, agresiones, quema de contenedores e incumplimientos de medidas covid. Los principales incidentes se han concentrado en las capitales de Salamanca, Valladolid, Burgos, León y Ávila, según informan diversas fuentes a Europa Press.

Salamanca ha sido la capital que más llamadas al 112 ha aglutinado por incumplimientos de medidas covid y ruidos. Así, nada más dar las 0.00 horas, cerca de medio millar de personas se concentraban en la Plaza Mayor de la capital para celebrar el final del Estado de Alarma y de allí trasladaban la fiesta a diversas zonas de la ciudad, en especial, al Puente Romano, donde se dirigieron sobre las 01.30 horas.

En este sentido, el 112 ha recibido a lo largo de esta noche cerca de medio centenar de llamadas por ruidos, además de casi una decena de avisos por botellones, aglomeración de gente que no respetaba la distancia de seguridad social o no llevaba mascarilla.


En Valladolid, el epicentro de las concentraciones se han vivido en Las Moreras. Allí se produjeron varios botellones que han sido disueltos por la Policía Municipal. Además se han recibido seis avisos de vecinos por ruidos. En Burgos, por su parte, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y locales han intervenido en botellones y en fiestas en la calle y pisos.

La Policía Local del Ayuntamiento de León intervino durante la jornada de ayer, sábado, y la madrugada de hoy, domingo, en dos botellones y, además, también realizó una actuación en un establecimiento hostelero del barrio Húmedo por servir bebidas pasadas las 22.00 horas, entre otras actuaciones para hacer cumplir la normativa de prevención de contagios del covid-19.

En cuanto a los botellones, a las 18.30 horas del sábado los agentes identificaron a diez menores que estaban consumiendo bebidas alcohólicas en la calle. Las botellas de alcohol fueron requisadas y los menores identificados y avisados de que se informaría a sus padres o tutores de la actuación policial.Por otro lado, a la 1.10 horas de la madrugada del domingo la Policía Local acudió a un aviso de un botellón que se estaba realizando en la zona ajardinada de avenida Universidad.l.

En Segovia, levantaron dos actas por incumplimiento del toque de queda entre las 22.00 horas y las 00.00 horas, además de intervenir pasada las 00.00 horas en la Plaza Mayor donde jóvenes se habían reunido para celebrar el final del toque de queda, con la presencia de la Policía Local que fue la encargada de que se disolvieran rápidamente.

Por otra parte, en Hontoria la Policía Nacional recibió el aviso de un vecino en el que aseguraba que en una zona de despoblado del pueblo, sobre las 0.30 horas un vehículo frenaba y paraba. Posteriormente, ha escuchado tres detonaciones y el vehículo se ha ido del lugar. Una dotación policial ha acudido al lugar y han encontrado tres cartuchos de caza de escopeta detonados. La Policía está haciendo gestiones en la finca donde se hicieron los disparos para poder ampliar la información y determinar los motivos, si fue para celebrar el final del toque de queda o si fue otro motivo y quién pudo realizarlos, señala la subdelegación del Gobierno.

En Soria, la noche ha sido relativamente "tranquila", con seis actas levantadas por incumplir el toque queda antes de las 00.00 horgas y una por no portar mascarilla.

Por último, en Ávila se registró una agresión a un joven de 20 años en la calle Agustín Rodríguez Sahagún. El varón, del que no se disponen más datos, fue trasladado al Complejo Asistencial de Ávila.

En este sentido, el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, ha lamentado este tipo de incidentes y "celebraciones" y ha querido recordar a las "decenas de miles de personas" que han perdido a sus "seres queridos". "No es que no entienda la inconsciencia. No es que no entienda la falta de precaución. No es que no entienda las ganas de volver a la normalidad. Es que no entiendo que se celebra. Hoy mi pensamiento está con las decenas de miles de personas que han perdido a sus seres queridos", ha apuntado.


Comentario: Propaganda, lágrimas de cocodrilo y falsa superioridad moral. Los gobernados encarcelados festejaban salir de su prisión, aunque sea un rato. Se entiende perfectamente lo que celebraban. Otro asunto es que, lamentablemente, sólo los esclavos celebran que las autoridades les concedan algo de libertad. Los que quieren ser libres ejercen y toman su libertad sin esperar nada de los poderes establecidos en este mundo.

Hay un humor negro y cruel en los políticos que dicen no entender qué se celebra, pero en realidad se ríen al ver a los gobernados actuar como ganado celebrando salir un poco luego de haber estado bajo medidas ilegales durante más de un año.


Euskadi

La Ertzaintza y las Policías Locales han dispersado esta madrugada concentraciones de personas o botellones en diferentes localidades vascas, como Bilbao, Getxo, Leioa, Berriz, Lemoa u Ordizia. Los recursos policiales han desarrollado, así, intervenciones en distintos puntos de Euskadi para hacer cumplir la normativa sanitaria vigente tras la caída del estado de alarma. De este modo, han sido numerosos los puntos donde se han producido concentraciones de personas pasadas las 00.00 horas, aunque no se han producido "incidentes reseñables", según ha afirmado el Departamento vasco de Seguridad.

No obstante, en Leioa (Bizkaia) se ha registrado un incidente a las dos y media de la madrugada, en el parque de Artaza, donde había una concentración de personas. Un grupo de jóvenes ha lanzado objetos contra dos patrullas de Protección Ciudadana, por lo que se han movilizado al lugar efectivos de apoyo y de la Brigada Móvil. Los agentes han resultado ilesos y finalmente se ha identificado a tres personas, propuestas para sanción por infracción a la normativa sanitaria (beber en la vía pública) y por falta de respeto.

En otras localidades, la Ertzaintza y las Policías Locales han actuado de manera preventiva y disuasoria, recordando en todo momento la prohibición de beber alcohol en la calle. La mayoría de las personas se han dispersado a la llegada de las patrullas como ha ocurrido en diferentes puntos de Getxo, Berriz, Bilbao (merendero de Artxanda), Arrigorriaga, Santurtzi, Ordizia o Lezo.

También se han registrado algunas identificaciones y propuestas de sanción. De este modo, se han levantado un total de 55 actas desde la medianoche relacionadas con la normativa sanitaria, la no utilización de la mascarilla o por beber en la vía pública.

Aragón

La Policía Local de Zaragoza ha interpuesto una treintena de denuncias en la capital aragonesa este domingo, 9 de mayo, por hacer botellón o no llevar mascarilla. Fuentes del Consistorio zaragozano han asegurado que los agentes que han participado en el dispositivo especial con motivo del fin del estado de alarma y el levantamiento del toque de queda han resaltado que no se han producido incidentes en las zonas asignadas para su control. Estos lugares son: la ribera del Ebro en su margen derecha, los parques y zonas verdes, el parque del Tío Jorge, La Granja, Torre Ramona y Miraflores, donde ha habido presencia policial permanente.

Asimismo, desde las 00.00 y hasta las 02.30 horas, un equipo de la UAPO ha vigilado también Miralbueno, Pinares de Venecia y zonas de Torrero-La Paz, sin detectar agrupaciones de personas que contravenga la normativa sanitaria actual.

Simplemente, en la calle Carlos Ortiz García, sobre las 01.30 horas se ha localizado un grupo de unos 14 jóvenes que, ante la presencia policial, ha salido a la carrera marchándose del lugar, aunque no se ha observado restos de suciedad ni se ha podido constatar la ingesta de bebidas.

Cantabria

Cantabria ha vivido, seis meses después, su primera noche sin estado de alarma, en la que no se ha registrado ningún incidente grave, aunque sí algunos botellones y muchos grupos de jóvenes en la calle. Según la información facilitada a Europa Press por fuentes de la Delegación del Gobierno en Cantabria y de la Policía Local de Santander. En la capital cántabra, según la Policía Local, se ha vivido una "noche tranquila" teniendo en cuenta las especiales circunstancias que suponía la caída del estado de alarma.

Aunque no ha habido ningún incidente grave, los agentes de la Policía Local, servicio que se había reforzado este fin de semana por el fin del estado de alarma, han formulado varias denuncias por botellón.

En las horas previas al inicio del último toque de queda -que en esta ocasión solo fue de una hora, de 23.00 a 24.00 horas (cuando decaía el estado de alarma)- los principales puntos de ocio de la capital cántabra estaban llenos de gente, como la plaza de Cañadío, con presencial policial, u otras áreas como el Río de la Pila.

En Santander, como es obligado en toda Cantabria, los bares y restaurantes tuvieron que cerrar a las 22.30 horas. Sin embargo, la gente no se marchaba a casa y, según ha informado a esta agencia la Delegación del Gobierno en Cantabria, a las 23.00 horas patrullas de la Policía Nacional tuvieron que desalojar Cañadío, los bajos del Rhin y zonas de copas de Santander, actuaciones en las que no hubo incidentes.

A partir de la medianoche, cuando ya se podía de nuevo salir a la calle tras decaer el toque de queda, la Policía Nacional constató la presencia de "mucha gente" por la calle, fundamentalmente jóvenes dispersados por zonas alejadas del centro de la capital.

En toda la noche, la Policía Nacional no ha registrado "ningún incidente relevante" en Santander ni en Torrelavega. Sí ha instruido tres actas por incumplimiento de las medidas en vigor frente al covid-19; cuatro por tenencia de estupefacientes y tres por armas.Por su parte, la Guardia Civil, en sus actuaciones en el resto de la comunidad autónoma, tampoco ha registrado incidentes relevantes a lo largo de la pasada noche.