Bienvenido a Sott.net
vie, 21 jul 2017
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Heart

Cómo meditar, una sencilla guía para principiantes

Es casi universalmente aceptado que la meditación es una excelente técnica para entrenar la mente y para profundizar en el autoconocimiento. La meditación puede practicarse sin ninguna afiliación a una escuela o secta religiosa y se pueden obtener beneficios notorios en tan sólo 8 semanas o menos, según este estudio de Harvard. Dicho eso, la meditación tiene diferentes niveles y para profundizar en ella sí es necesario estudiar dentro de algún sistema contemplativo, dentro del cual deja de ser un paliativo o una técnica de concentración solamente y se incrusta en un sendero de conocimiento y liberación.
Para empezar, sin embargo, más allá de la teoría, simplemente hay que practicar. De acuerdo con el maestro budista Sogyal Rinpoche: "La pereza occidental consiste en retacar nuestras vidas de actividad compulsiva para que no haya tiempo de enfrentar lo importante". En otras palabras, nos es muy fácil encontrar todo tipo de excusas para no enfrentarnos con lo que sentimos, con la naturaleza de nuestra mente. Lo profundo, lo vacío, lo que no está lleno de fáciles y rápidos estímulos nos aburre o nos aterra. Como escribió Pascal, no hay nada más difícil para un hombre que quedarse quieto sin hacer nada, y esto es el origen de la mayoría de sus problemas. En su libro The Attention Revolution, Allan Wallace explica que, desde la perspectiva budista, la mayor parte del mundo padece un déficit de atención. No sólo los que han sido diagnosticados sino casi todos nosotros, incluyendo a gente descrita como "exitosa". El maestro de meditación dzogchen Nyoshül Khenpo Jamyang Dorje cita las palabras del Buda Shakyamuni: "Cultivar totalmente la mente, esa es mi enseñanza". Para cultivar la mente nadie ha encontrado una mejor alternativa hasta ahora: es necesario meditar. No hay forma de saltarse la práctica.

Comentario: Si bien existen un sinfín de métodos para meditar, en SOTT recomendamos ampliamente la técnica de respiraciones Éirú Eolas.
Los beneficios comprobados del programa Éiriú Eolas incluyen:
  • control instantáneo del estrés en situaciones que requieren un alto consumo de energía
  • desintoxicación del cuerpo, lo cual lleva a aliviar el dolor
  • relajación y un trabajo suave con traumas psicológicos y el pasado emocional
  • regeneración y rejuvenecemiento del cuerpo y la mente
Éiriú Eolas le permitirá acceder y liberar de un modo rápido y suave capas de toxicidad mental, emocional y física que se interponen entre usted y un cuerpo saludable, lo que le permitirá sentirse y verse cada vez más joven.
De la misma forma, recomendamos la siguiente conferencia, Andy Puddicombe: Basta con 10 minutos de conciencia:




Heart

¿Cómo la gratitud puede mejorar su salud y bienestar?


¿Sentir gratitud puede influir en su salud? De acuerdo con varios estudios, la respuesta es afirmativa. Según el Dr. P. Murali Doraiswamy, experto en salud cerebral y mental:
"Si [el agradecimiento] fuera un medicamento, sería el producto de mayor venta en el mundo, con una indicación de mantenimiento de salud para todos los importantes sistemas orgánicos".
Aunque el ritual anual estadounidense de agradecimiento de Thanksgiving es mejor que nada, si se preocupa por su bienestar, lo mejor será que aumente la frecuencia en la que se siente y expresa su gratitud.

Comentario: Recomendamos al lector la siguiente conferencia:
"La única cosa que todos los seres humanos tenemos en común es que cada uno de nosotros quiere ser feliz, dice el Hermano David Steindl-Rast, un monje y erudito interreligioso. Y la felicidad, sugiere, nace de la gratitud. Una lección inspiradora para detenerse, mirar a dónde se va y, sobre todo, ser agradecidos."




Heart

La neurociencia del mindfulness o atención plena: beneficios demostrados de la práctica regular

Antes de comenzar esta lectura, préstale atención a tu respiración. Préstale atención al aire fresco que entra y al aire cálido que sale. Observa cómo tu barriga se llena y cómo tu pecho se contrae de forma natural.

Enhorabuena, acabas de realizar una breve práctica de mindfulness o atención plena. Y, de acuerdo a la neurociencia, hacer esto de forma regular tiene un tremendo impacto a múltiples niveles, tal y como veremos a lo largo de este post.

Si bien es cierto que la investigación está dando aún sus primeros pasos y todavía queda mucho por descubrir, sobre todo en relación a los cambios cerebrales que suceden en tiempo real, lo cierto es que actualmente existen multitud de estudios que pretenden arrojar más luz y rastrear estos cambios. No olvidemos que las más prestigiosas universidades del mundo poseen sus propios departamentos dedicados al estudio del mindfulness (Harvard, Cambridge, Oxford, UCLA...).

Comentario: Como lo hemos mencionado anteriormente, recomendamos al lector la práctica de Éiriú Eolas, un método para controlar el estrés, reducir los niveles de ansiedad y mejorar su estado físico y mental.

Así mismo puede leer los siguientes artículos:



Cell Phone

Síndrome FOMO: sentir que la vida de los demás es más interesante

La sensación de perderse algo o Síndrome FOMO (fear of missing out) ha sido reconocido por los psicólogos como un trastorno producido por el avance de la tecnología y la cantidad de opciones que se nos presentan a las personas hoy en día. La causa de este fenómeno es estar continuamente conectados a la red.

© https://www.flickr.com/photos/jasonahowie/
¿Qué es el Síndrome FOMO?

En artículos anteriores de Psicología y Mente, nos hacíamos eco del creciente fenómeno de los selfies y hacíamos referencia a la importancia de la educación para prevenir el posible uso nocivo al que nos enfrentamos por estar siempre conectados.

Comentario: Recomendamos ampliamente leer los siguientes artículos:



Gear

El cerebro mentiroso: ¿sabemos realmente por qué hacemos las cosas que hacemos?

© Desconocido
El cerebro está en la base de todo aquello que somos y hacemos. Es la sede de nuestra personalidad, responsable de nuestras emociones, y de cómo nos sentimos durante el día; pero también es el órgano que nos posibilita masticar un chicle, patear una pelota, salir a tomar un café con un amigo, leer un libro, planificar dónde iremos de vacaciones, preparar un trabajo práctico para la universidad, enamorarnos, elegir una iglesia para casarnos y miles y miles de etcéteras. Desde la acción aparentemente más pequeña y trivial hasta los procesos mentales más sofisticados.

A los fines del artículo que nos convoca, el lector debe saber que el cerebro está dividido en dos grandes estructuras que se conocen con el nombre de hemisferios cerebrales.

El hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho son, en apariencia, morfológicamente iguales, como si uno fuera la imagen reflejada en espejo del otro. Se encuentran a ambos lados de la cabeza, levemente separados por una fisura externa, pero conectados en su interior por un grueso manojo de fibras nerviosas denominado cuerpo calloso.

El hemisferio izquierdo es la sede de la comprensión analítica, la comprensión numérica y el análisis lógico. También aquí se encuentra la región responsable del lenguaje.

El hemisferio derecho, no aprende en forma teórica, como en el caso anterior, sino a través de la experiencia directa. Se ocupa de procesar la información no verbal y afectiva del lenguaje, como puede ser el tono de la voz, el ritmo y el significado emocional de lo que está escuchando.

Como se puede apreciar, estas diferencias son complementarias. Los dos hemisferios conforman un todo; el cerebro trabaja como una unidad y es justamente el cuerpo calloso el que permite la comunicación e interacción permanente entre ambas estructuras.

Comentario: Es un concepto muy interesante el de notar la importancia entre los dos hemisferios cerebrales. Si bien hoy en día existen dudas acerca de que exista una verdadera diferenciación tan marcada, también hay bastante evidencia que sugiere que tal diferenciación sí existe. Lo cierto es que no hay dudas de que nuestro cerebro busca maneras de explicar sus impresiones creando narrativas que no siempre están relacionadas con la realidad de tales impresiones.

Esto nos lleva a pensar en la idea que se suele proponer de que "acallar la mente" y "vivir plenamente la experiencia" puede llevar a una comprensión mayor de la realidad. Quizás no se trate de "acallar" completamente la mente, ya que su función es importante para procesar, examinar y ordenar toda la información que recibimos. Pero sí podría tratarse de lograr una mayor conexión entre ambas funciones. Siempre teniendo en cuenta que existen numerosos filtros y sesgos cognitivos que controlan la formación de nuestras narrativas, y que conociéndolas podremos observar mejor nuestras creencias para cuestionarlas o rechazarlas si fuera necesario.

Este trabajo no es fácil en solitario y la mejor manera de ponerlo todo en perspectiva es compartir nuestros pensamientos con otros que también trabajen con sus procesos cognitivos, y así, como dice el autor, caminar juntos hacia la verdad.

Recomendamos leer:


Heart

La personalidad podría estar regulada por el sistema inmune

El estudio de los tipos de personalidad es una de las principales áreas de investigación en psicología. De él han surgido varias propuestas de test y sistemas de personalidad muy útiles tanto en la psicología aplicada como en la investigación. Sin embargo, todavía se sabe muy poco acerca de qué es lo que causa la aparición de la personalidad en sí. Nos damos cuenta de que existen diferencias en los patrones de comportamiento (y de pensamiento) de las personas, pero desconocemos cuál es el origen de estas. ¿Genética?, ¿diferencias en el aprendizaje? La respuesta a este tema, además de resultar un misterio, parece ser muy compleja.



Sin embargo, una reciente investigación ha aportado algo de luz sobre el asunto, y lo ha hecho a partir de una posible respuesta que es sorprendente. Una vertiente de nuestra personalidad podría estar controlada por nuestro sistema inmunitario.

Comentario: Para saber más acerca de cómo el sistema inmunológico está directamente relacionado con nuestro cerebro le recomendamos los siguientes artículos:



Heart

Silencio y sueño: las dos necesidades de la mente que se han vuelto lujos

Vivimos en un mundo donde lujos, caprichos y fantasías son transformados en necesidades por la maquinaria mediática-económica. Creemos que necesitamos el nuevo iPhone, el cuerpo de una modelo de Victoria's Secreto la vida estereotípicamente feliz de una familia moderna. Mientras esto sucede cosas que realmente sí son necesarias, como el silencio y el sueño, se convierten en carísimos lujos que sólo algunos pueden pagar o que sólo algunos tienen la estabilidad mental necesaria para recordar su importancia, inmersos en el frenesí de estímulos y estrés de la realidad actual.

La confusión en la que estamos envueltos puede apreciarse por el hecho de que hasta hace algunos años dormir poco era considerado un signo de éxito y admiración, ya que significaba que una persona estaba muy ocupada, era importante y estaba mayormente transformando su tiempo en dinero. Esto todavía puede apreciarse en ciertos ambientes urbanos competitivos, como en Tokio, donde se practica el extraño fenómeno del inemuri, dormir en el trabajo como símbolo de que la persona está entregada a su labor y está permanentemente disponible, por lo cual amerita mayor responsabilidad, promoción y salario.

Comentario: Los puntos que se mencionan en el artículo son realmente importantes para entender hacia dónde está yendo nuestra sociedad, una sociedad sumergida en el consumismo y en el trabajo inagotable para seguir alimentando un sistema económico que no ha hecho más que ir dañando nuestras vidas poco a poco. Es importante pararnos y pensar unos minutos en cómo cosas tan humanas y naturales como dormir y tener momentos de silencio se han convertido en objetivos para el marketing. ¿Es esto realmente lo que queremos que pase? ¿Pagar una gran cantidad de dinero para tener buenas horas de sueño o de silencio?

Es importante que dentro de nuestras vidas ajetreadas le demos el espacio correcto a estos dos elementos. Si la humanidad sigue con este tipo de vida, no nos preguntemos después por qué siguen surgiendo tantas enfermedades causadas por el estrés del día a día. Por ello, recomendamos ampliamente el programa de respiraciones Éiriú Eolas, mismo que ha demostrado ser de gran beneficio para ayudar a controlar los niveles de estrés y proporcionar un mejor estado corporal y mental.

Así mismo lo invitamos a leer los siguientes artículos sobre los beneficios de la medticación:



Butterfly

Mente, memoria y Arquetipo: Resonancia mórfica e Inconsciente Colectivo. Parte 3 - memoria colectiva y la nueva ciencia de la vida

Tomado del blog Noticias de abajo.
Parte 1 - los orígenes del mecanicismo materialista
Parte 2 - la causación formativa, ADN y el alma de la vida
Rupert Sheldrake es un biólogo teórico cuyo libro Una Nueva Ciencia de la Vida: la hipótesis de la causación formativa (Tarcher, 1981) provocó numerosas controversias. Nature lo describió como "el mejor candidato para la quema en la hoguera", mientras que la revista New Scientist lo calificó como "una importante investigación científica sobre la naturaleza de la diversidad biológica y la realidad física". Debido a que su trabajo tiene implicaciones en los conceptos desarrollados por Jung, como son el Arquetipo y el Inconsciente colectivo, hemos invitado a que Sheldrake exponga sus puntos de vista en una serie de artículos que irán apareciendo de manera sucesiva en las revista Perspectivas Psicológicas. Estos artículos suponen una actualización de la conferencia que dio en mayo de 1986, "Resonancia mórfica e inconsciente colectivo", en el Instituto de Relaciones Humanas de Santa Bárbara.

Una nueva teoría de la evolución


La actual investigación biológica está llevando a cabo a gran cantidad de estudios relacionados con las mutaciones de sintonización (llamadas formalmente mutaciones homeóticas). El animal más utilizado en estas investigaciones es la Drosophila, la mosca de la fruta. Se ha observado que algunas mutaciones producen diversas malformaciones. Un tipo de estas mutaciones, llamada antennapedia, transforma las antenas en patas. Las desafortunadas moscas, que sólo llevan un gen alterado, generan patas en lugar de antenas que crecen hacia afuera en sus cabezas. Hay otra mutación que provoca que el segundo o tercer par de patas se convierta en antenas. Normalmente, las moscas tienen un par de alas, y por detrás de las alas hay unos pequeños órganos para mantener el equilibrio que se denominan halterios. Pues bien, hay otra mutación que provoca la transformación del segmento que normalmente soporta los halterios en otro par de alas, de modo que estas moscas tienen cuatro alas en lugar de dos. Esto se denomina mutación bithorax.

Todas estas mutaciones dependen de genes individuales. Propongo que de alguna manera estas mutaciones de genes individuales modifican la sintonización del tejido embrionario, de tal manera que sintoniza con un campo mórfico diferente con el que normalmente lo hace, por lo que surgiría un conjunto diferente de estructuras, de mismo modo que si sintonizamos un canal diferente en el televisor.

A partir de estas analogías, uno puede darse cuenta de que tanto la genética como la resonancia mórfica están involucradas en la herencia. Por supuesto una nueva teoría de la herencia lleva a una nueva teoría de la evolución. Hoy en día la Teoría de la Evolución considera que prácticamente toda la herencia es genética. La Sociobiología y el Neodarwinismo en todas sus diversas formas, están sujetos a la selección de genes, la frecuencia genética, etc. La teoría de la resonancia mórfica nos lleva a una visión mucho más amplia, lo que nos permite tomar en serio una de las grandes herejías de la Biología: la herencia de los caracteres adquiridos. Los organismos aprenden nuevos comportamientos, o se desarrollan nuevas formas, que pueden ser heredados por generaciones posteriores, incluso si no son descendientes directos (por resonancia mórfica).

Comentario: Recomendamos leer también:


Bullseye

Notas sobre el libro de "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva" (II). Segundo hábito: Empiece con un objetivo en mente

© DeviantArt | Wildweasel339
Empezar con un fin en mente significa comenzar con una clara comprensión de su destino. Significa saber adonde se está yendo, de modo que se pueda comprender mejor dónde se está, para dar siempre los pasos adecuados en la dirección correcta.
  • Imagínese asistiendo al funeral de un ser querido.
  • Imagínese conduciendo su coche al velatorio o a la capilla, aparcando y saliendo. Mientras camina dentro del edificio advierte las flores, la suave música de órgano.
  • Ve los rostros de amigos y parientes. Siente la pena compartida de la pérdida y la alegría de haber conocido al difunto que irradia de las personas que se encuentran allí.
  • Cuando llega al ataúd y mira adentro, de pronto queda cara a cara consigo mismo. Ése es su propio funeral, que tendrá lugar dentro de tres años. Todas esas personas han ido a rendirle un último homenaje, a expresar sentimientos de amor y aprecio por su persona.
  • Cuando toma asiento y espera a que comience el servicio religioso, mira el programa que tiene en la mano. Habrá cuatro oradores. El primero pertenece a su familia (la familia inmediata y la extensa: hijos, hermanos y hermanas, sobrinos y sobrinas, tíos y tías, primos y abuelos, que han viajado desde distintos puntos del país). El segundo orador es uno de sus amigos, alguien que puede hablar de lo que usted era como persona. El tercer orador es un colega o compañero de trabajo. Y el cuarto proviene de su iglesia o de alguna organización comunitaria en la que usted ha servido.
  • Ahora, piense profundamente.
    • ¿Qué es lo que le gustaría que a uno de esos oradores dijera sobre usted y su vida?
    • ¿Qué tipo de esposo o esposa, padre o madre, le gustaría que reflejaran sus palabras?
    • ¿Qué clase de hijo, hija o primo? ¿Qué clase de amigo? ¿Qué clase de compañero de trabajo?
    • ¿Qué carácter le gustaría que ellos hubieran visto en usted?
    • ¿Qué aportaciones, qué logros quiere que ellos recuerden?
    • Mire con cuidado a la gente que lo rodea. ¿Cómo le gustaría haber influido en sus vidas?
Antes de seguir leyendo, tómese unos minutos para examinar sus impresiones. Esto aumentará en mucho su comprensión personal del segundo hábito.
Lo que está delante de nosotros y lo que está detrás es poco importante comparado con lo que reside en nuestro interior.
- Oliver Wendell Holmes

Comentario: Recomendamos leer:


Phoenix

Mente, memoria y Arquetipo: Resonancia mórfica e Inconsciente Colectivo. Parte 2 - la causación formativa, ADN y el alma de la vida

Tomado del blog Noticias de abajo.
Parte 1 - los orígenes del mecanicismo materialista
Rupert Sheldrake es un biólogo teórico cuyo libro Una Nueva Ciencia de la Vida: la hipótesis de la causación formativa (Tarcher, 1981) provocó numerosas controversias. Nature lo describió como "el mejor candidato para la quema en la hoguera", mientras que la revista New Scientist lo calificó como "una importante investigación científica sobre la naturaleza de la diversidad biológica y la realidad física". Debido a que su trabajo tiene implicaciones en los conceptos desarrollados por Jung, como son el Arquetipo y el Inconsciente colectivo, hemos invitado a que Sheldrake exponga sus puntos de vista en una serie de artículos que irán apareciendo de manera sucesiva en las revista Perspectivas Psicológicas. Estos artículos suponen una actualización de la conferencia que dio en mayo de 1986, "Resonancia mórfica e inconsciente colectivo", en el Instituto de Relaciones Humanas de Santa Bárbara.

¿Cómo surge la forma?


La hipótesis de la causación formativa, que es la base de mi trabajo, se inicia por el problema de las formas biológicas. En la Biología se ha producido una larga discusión sobre cómo explicar el desarrollo de los embriones y organismos. ¿Cómo crecen las plantas a partir de las semillas? ¿Cómo se desarrollan los embriones a partir de los huevos fertilizados? Esto supone un problema para los biólogos, aunque no supone ningún problema para los embriones y las plantas, que finalmente se desarrollan y acaban adquiriendo su forma. Sin embargo, los biólogos señalan que es difícil dar una explicación causal de la forma. En Física, se considera que una causa iguala al efecto. La cantidad de energía, de materia, y la energía suministrada para que se produzca un cambio es igual a la cantidad obtenida después. La causa subyace en el efecto y el efecto en la causa. Sin embargo, cuando observamos el crecimiento de un roble a partir de una bellota, no parece haber tal equivalencia entre causa y efecto, al menos de una manera obvia.

En el siglo XVII, la principal teoría mecanicista de la embriología decía simplemente que el roble se encontraba dentro de la bellota: dentro de cada bellota había un roble en miniatura que luego crecía para convertirse en un árbol.

Esta teoría estuvo bastante aceptada y era consistente con el enfoque mecanicista tal y como se entendía en aquella época. Sin embargo, como señalaron rápidamente los críticos, si el roble crecía produciría bellotas que contendrían en su interior robles que podrían crecer y producir bellotas que contendrían robles... y así ad infinitum. Si por el contrario una forma procede de una ausencia de forma (el nombre técnico de esto es epigénesis), entonces ¿de dónde viene la forma?

¿Cómo aparecen las estructuras que antes no estaban allí? Ni platónicos ni aristotélicos tuvieron ningún problema en responder a esta pregunta. Los platónicos dijeron que la forma provenía de los arquetipos platónicos: si hay un roble es porque hay una forma arquetípica de roble, y todos los robles serían simplemente reflejos de ese arquetipo. Desde este arquetipo que está más allá del tiempo y del espacio, no hay necesidad de que la forma esté ya incrustada en el interior de la bellota. Los aristotélicos dijeron que todas las especies tienen su propio tipo de alma, y el alma es la forma del cuerpo. El cuerpo está en el alma, no el alma en el cuerpo. El alma es la forma del cuerpo y está alrededor del cuerpo y contiene el objetivo del desarrollo (lo que formalmente se llama una entelequia). El alma de un roble contiene eventualmente un roble.

Comentario: Recomendamos leer también: