Traducido por el equipo de Sott.net en español

Se ha instado al Gobierno a que "tome las riendas" de la crisis de la cadena de suministro, pues el presidente de una comisión multipartidista creada para analizar los acuerdos comerciales del Reino Unido tras el Brexit dijo que los ministros tienen que actuar ahora para evitar que las estanterías estén vacías en el período previo a la Navidad.
shortages
© Maureen McLean/REX/Shutterstock
La escasez de camioneros en el Reino Unido está afectando a las cadenas de suministro de los supermercados.

"La burocracia y la escasez de mano de obra derivadas del Brexit han exacerbado los problemas que se están sintiendo con intensidad en la producción, procesamiento, fabricación, venta al por menor y, por supuesto, logística"
, dijo Aodhán Connolly, que presidió una sesión extraordinaria de la Comisión de Comercio y Negocios del Reino Unido, un grupo de parlamentarios multipartidistas y representantes empresariales creado como asesor independiente del gobierno en abril.

"El Gobierno tiene que controlar esta situación tanto a corto como a largo plazo, y haremos recomendaciones basadas en las pruebas que hemos escuchado hoy".

El llamamiento a la acción se produjo mientras Coca-Cola confirmaba en las redes sociales la escasez de existencias, afirmando que estaba luchando por conseguir suficientes latas de aluminio, y el director ejecutivo del gigante de bebidas Diageo confirmaba que se enfrentaba a un entorno "más difícil" en materia de logística, transporte y envasado. En los últimos días, las cadenas de restaurantes McDonald's y Nando's también han informado de la interrupción de sus suministros.

Los representantes de la alimentación, el comercio minorista y la logística dijeron a la comisión que se espera que las dificultades en la cadena de suministro duren hasta finales de año, y advirtieron que podrían empeorar cuando se introduzcan los controles post-Brexit en las mercancías procedentes de la UE a partir de octubre.


Comentario: Así que las interrupciones relacionadas con el Brexit no son las únicas culpables, porque todavía no han entrado en vigor del todo, y no se explica con claridad qué es exactamente lo que está causando todos estos problemas.


"Nos enfrentamos a lo que sólo puedo describir como una tormenta perfecta", dijo Richard Harrow, director ejecutivo de la Federación Británica de Alimentos Congelados, que representa a los miembros de la cadena de suministro de frío. "Los miembros que normalmente estarían almacenando existencias ahora para Navidad dicen que no tienen recursos para hacerlo".

"No se trata sólo de la escasez de conductores, estamos viendo escasez de personal cualificado en toda la cadena de suministro", dijo Harrow. "Nunca he visto el tipo de presiones que sufren nuestros miembros. Es inevitable que haya cierta inflación de precios en torno a los alimentos".

El Consorcio Británico de Minoristas advirtió que los minoristas están empezando a trasladar el aumento de los costes a los consumidores. Su director de alimentación y sostenibilidad, Andre Opie, dijo a la comisión que los precios de los alimentos subieron ligeramente el mes pasado.


Comentario: Los precios de los alimentos ya están en máximos históricos, por lo que cualquier inflación se sumará a la que ya se está produciendo.


"Da la sensación de que siempre estamos al límite de lo que podemos hacer", dijo Opie. "Y cualquier cosa que llegue que sea excepcional va a suponer un reto".

La presión sobre los minoristas se produce en un momento en el que muchos empiezan a aumentar sus niveles de existencias antes del período comercial clave previo a la Navidad.

El sector de la logística ha reiterado sus llamamientos al Gobierno para que introduzca un plan de visados de corta duración para los conductores de vehículos pesados, con el fin de ayudar a paliar la escasez de transportistas cualificados que se ha visto agravada por la salida de muchos conductores de la UE durante la Covid y tras el Brexit.

En Reino Unido faltan actualmente unos 100.000 conductores de vehículos pesados, según la Road Haulage Association.

"Nunca he visto nada igual", dijo Chris Yarsley, director de políticas del organismo industrial Logistics UK. Advirtió que la Agencia de Normas para Conductores y Vehículos (DVSA) no resolverá el problema de los conductores de vehículos pesados en espera de realizar el examen hasta 2022.

En marzo, el Gobierno se vio obligado a retrasar seis meses la introducción de los controles sobre las mercancías que llegan a Gran Bretaña procedentes de la Unión Europea porque la infraestructura fronteriza necesaria no había estado lista a tiempo.


Comentario: Si el gobierno es capaz de bloquear el país durante 17 meses, podría, si quisiera, encontrar una solución a la cuestión aduanera.


Sin embargo, a partir del 1 de octubre las importaciones que contengan productos animales y alimentos considerados de alto riesgo, como los embutidos, requerirán certificados sanitarios y una notificación previa del envío. Si bien estos cambios son en gran medida electrónicos, la verdadera crisis se espera a partir del 1 de enero, cuando los funcionarios de aduanas empiecen a realizar controles físicos de las mercancías que lleguen a los puertos británicos procedentes de la UE.

"A partir de enero pararemos los camiones", dijo Opie. "¿Pero qué pasa si esos sistemas de control no están preparados? Veremos cómo se devuelven los camiones".